Archivo diario: Martes 9 septiembre 2008

Jenaro Gajardo Vera, propietario de la luna

Vía chilefriki, vengo a enterarme ahora que la Luna tiene dueño. Sí, tal cuál lo está leyendo: tiene dueño. Y no, no son precisamente los estadounidenses. No. Aunque podrían, aunque tácitamente lo son y lo serán, ya que por otra parte, ¿qué haríamos nosotros con la Luna? ¿Una filial de de Rosario Central? ¿Un reality con Marley? ¿Un country?. Bah, mejor que sea medio de ellos como hasta ahora.

Pero no, no me refiero a ellos en esta entrada. Me refiero a Jenaro Gajardo Vera, un chileno que en el año 1953 se adjudicó la propiedad de la Luna. Lo hizo de modo sencillo: Publicó 3 avisos en el Diario Oficial por si acaso alguien reclamaba la Luna, como nadie lo hizo procedió a inscribirla en como su propiedad en el Conservador de Bienes Raices de Talca previo desembolso de 42 pesos de la época.

JENARO GAJARDO VERA. Propietario de la Luna.

JENARO GAJARDO VERA. Propietario de la Luna.

Dice el documento legal (imágen) que registró aquel suceso:

Jenaro Gajardo Vera

Jenaro Gajardo Vera

Jenaro Gajardo Vera, abogado, es dueño, desde antes del año 1857, uniendo su posesión a la de sus antecesores, del astro, satélite único de la Tierra, de un diámetro de 3.475.00 kilómetros, denominada Luna, y cuyos deslindes por ser esferoidal son: Norte, Sur, Oriente y Poniente, espacio sideral. Fija su domicilio en calle 1 oriente 1270 y su estado civil es soltero. Jenaro Gajardo Vera / Carné 1.487.45-K Ñuñoa / Talca, 25 de Septiembre de 1954.

(texto citado del Despropositario de Wikipedia)

Ahora bien, releyendo el muy interesante artículo de Wikipedia, también hay un apartado dónde se habla de las “motivaciones” de dicha “compra”. Jenaro Gajardo Vera habría “adquirido” la Luna “en un acto poético de protesta con el cual quiso intervenir en la selección de los posibles habitantes del satélite“. También hay una versión menos poética, pero no menos simpática que dice que Vera lo hizo para poder acceder al “Club Social de Talca para el cual era requisito de afiliación tener alguna propiedad en su haber“.

Richard Nixon

Richard Nixon

Pese a lo gracioso/tierno/sorprendente que puede resultarnos esto casi 70 años después, lo más destacable es que el mismísimo presidente estadounidense Richard Nixon, previo lanzamiento del Apollo 11, le envió a Vera una carta con las siguientes palabras: “Solicito en nombre del pueblo de los Estados Unidos autorización para el descenso de los astronautas Aldrin, Collins y Armstrong en el satelite lunar que le pertenece“. Y si eso le resulta insólito, más aún le resultará la respuesta de este singular personaje: “En nombre de Jefferson, de Washington y del gran poeta walt Withman, autorizo el descenso de Aldrin, Collins y Armstrong en el satélite lunar que me pertenece, y lo que más me interesa no es sólo un feliz descenso de los astronautas, de esos valientes, sino también un feliz regreso a su patria. Gracias , señor Presidente“.

Un grande, sin dudas

Pueden encontrar información un poco más detallada en ésta elamaule.cl.

5 comentarios

Archivado bajo Mix

Pink Floyd y El Mago de Oz, sincronizados

Aún no salgo del asombro por lo que acabo de leer en el blog de aponcho. Y debo decir que, hasta el momento no tenía idea de que existiese semejante cosa. Se trata (para no ponerme misterioso) de una supuesta fatal sincronía entre la película El Mago de Oz (1939, Victor Fleming) y el disco The Dark Side of The Moon (1973, Pink Floyd). Se supone, y en esto radica la sincronía, que si uno pone PLAY en ámbas cosas de modo simultáneo, podría disfrutar de una pieza unica de sincronismo perfecto entre imágenes/audio.

SINCRO. The dark side of the Oz o El mago de Moon o The wizard side of the Oz o...

SINCRO. The dark side of the Oz o El mago de Moon o The wizard side of the Oz o...

Según cuenta aponcho, ésta novedad no lo es tanto para los fanáticos de Floyd que, allá por el año 1994 “descubrieron” esta maravilla en un foro (¿web? ¿había?) de la banda. Con el tiempo, y entiendo que con la llegada multiplicadora de la Internet, la historia se convirtió en mito. Pero ojo, el mito no es que la película y el disco “coincidadan” (de hecho, y es mi opinión, creo que si le ponemos “Silver Sorgo” de Spinetta, alguna coincidencia podríamos encontrar), sino un “rumor” acerca de que la supuesta sincronía haya sido una obra adrede del mismísimo Roger Waters. Mmhh…

De hecho, sigue contando aponcho, en una entrevista realizada a Gilmore con motivo del 25º aniversario del disco, este negó rotundamente y dijo que el supuesto descubrimiento era obra de “alguien con mucho tiempo de sobra en sus manos”. Coincido.

No sé, saquen sus propias conclusiones. Acá les dejo unas escenas “sincronizadas” con el tema “The great gig in the sky”. Si quieren, pueden ver también otra con “Us and them”.

Deja un comentario

Archivado bajo Cine, TV y Video

Y REP dibujó la ciudad de Rosario

Pequeña historia / Una vez en una revista de la ciudad de Rosario ví una nota ilustrada por Miguel Rep con dibujos suyos sobre la ciudad. Busqué por todos lados las imágenes [ pensé que tal vez había hecho como en el libro Y REP hizo los barrios… ] pero no las encontré. Hace un año y monedas, cuando al fin REP tuvo su página web [ durante un tiempo decía “Sitio en construcción” ], fuí a buscarla pero tampoco tuve suerte. Finalmente, le envié un mail contándole de la foto y, a los pocos días, me envió el dibujo por correo. Hoy el dibujo es un cuadro en mi casa.

Dibujo de Rosario por MIguel Rep. Con texto del mismo autor.

Dibujo de Rosario por MIguel Rep. Con texto del mismo autor.

NOTA: Si alguno no sabe bajar de Rapishare, me avisa. Otra cosa, cuando la bajen verán que el Río Paraná fue nombrado como “Río Pizarnik”. Algo raro. Alejandra Pizarnik no era rosarina. Hay que avisarle.

Descargar la foto en alta resolución!

3 comentarios

Archivado bajo Concepto & Diseño

Renombrar archivos con la fecha

Ahora que está tan de moda sacar fotos como si se acabara el mundo, lo más común es encontrarnos con carpetas engordadas con miles de fotos que se llaman (por ejemplo) DSC0004562525.jpg. Qué bueno. De hecho, y esa sería la pregunta, no sé porque la mayoría de las cámaras digitales ponen esos nombre por defecto y no algo más lógico como 2008-09-08-0001.jpg. Un misterio.

Por suerte la gente de Digicamsoft se tomó el trabajo de programar un muy pequeño software que, simplemente, cambia los nombre de nuestras fotos por las fechas en las que fueron tomadas, como se ve en la imágen. Y algo útil que tiene es que lo hace de modo masivo (como el engaño K). O sea, de a muchas fotos. Para colmo es gratuito. Y si no estuvieses convencido, además pesa sólo 671 KB. Es decir que cabe en un diskette como el que mencionábamos en la entrada anterior. Una ganga.

Bueno, niña o niño, se baja el programita desde acá y es gratarola. Salud!

Deja un comentario

Archivado bajo Cosas Útiles

Recuperar un documento de Word dañado

Crónica medio burlona: Hace uno años, antes de la existencia de los pendrives, la gente llevaba sus cosas en unos maravillosos adminículos en forma de tapa depastelitos de membrillos. Se los conocía como diskettes o discos de 3 y 1/2. Y antes estaban los de 5 y 1/2, que tenían el tamaño de un plato de ensalada del canal Gourmet. Época dorada, que por suerte quedó en el tiempo.

Mas de uno recordará lo tedioso (por no usar algún término más pior) que era intentar abrir un Documento de Word que habíamos guardado en algún diskette y encontrarnos con la novedad de que “Cannot open files”. En Win95 el cartelito aparecía en Inglés, así:

Por eso, también lo recordarán, siempre se hacían varias copias del archivo en el diskette, ya que por lo general el problema era que estaban ubicados en un “sector defectuoso” del disco. Así que si no leía alguno, uno anidaba la esperanza de poder abrir otro. Cosa que solía ocurrir.

Ahora ya no tengo tantos, pero conservo (y no sé bien para qué) algunos diskettes que andan por la casa, olvidados y aburridos. Será cuestión de ponerme a revisar. Es que encontré esta simple herramienta que se llama Repair MyWord, cuyo nombre lo dice todo. Aunque engaña. Lo que hace la herramienta no es reparar sino recuperar un archivo de Word o aunque más no sea lo pocos bytes que aún se pueden leer. Contrariamente a lo que hace Windows que es incapáz de leer una porción de archivo de modo independiente y mostrarla.

La herramienta es gratuita, livianita y, sí, funciona. Trabaja con Microsoft Word 6.0, Word 95, 97, 2000, XP, y 2003 para Windows. Y se usa simplemente abriendo el documento dañado con éste programa. En una nueva ventana, nos mostrará lo que pudo recuperar.

Pueden descargar Repair MyWord desde acá.

1 comentario

Archivado bajo Cosas Útiles