Rock Argentino 2008: Mal bicho!

Hoy a la mañana pusimos en el Café una versión nueva de la canción Mal bicho. Hermosa, funk y soul. Divina. Y no lo opino solo yo, no. Lo opinaron una cantidad enorme de llamados al programa. Les cuento de qué se trata. Había una vez una banda llamada Cadillacs 57 que hacía ska. No, mentira. Bah, eso es cierto, pero no voy a contar la historia de esta tremenda banda. Pero sí dar mi opinión ante tanto regreso, tanto volver, tanto revisar, reversionar, y otras costumbre del rock argentino de los últimos años.

Resulta que después del vaciamiento cultural que dejaron las dos presidencias de Menem, sumado al hueco referencial de los Redondos y a una cultura de lo mediato y efectivo que sobrevuela desde la crisis del 2001, globalmente acompañada por una industria discográfica desesperada y cada vez más viceral y capitalista, Los Fabulosos Casillacs, referente ineludible de las bandas argentinas (separada/diluida hace varios años) no tuvieron más remedio que volver.

Vuelven, en pocas palabras, porque en el rock argentino NO PASA NADA HACE AÑOS. Nadie, nadie, ha logrado aportar al rock nacional un sólo disco que valga una sola estrofa de una canción de los principios de los noventas. Ni hablar de la década del ochenta, y menos aún de la década del setenta. El rock argentino ha logrado algo inédito: la involución del arte. Miranda parece anteceder a Virus, Babasónicos antecede a Melero, Pier antecede a los Redondos, Intoxicados antecede a Manal, Charly García antecede a Serú Girán, los Piojos anteceden a Pappos’s Blues, Bersuit antecede a Sumo, Jóvenes Pordioseros antecede a los Ratones, Árbol antecede a La Máquina, La Mancha de Rolando antecede a Caballeros de la Quema, Callejeros antecede a Violadores, etc. Podría seguir uniendo nombres como en una exámen, pero no viene al caso.

POGO. Pogo recreativo, pogo creativo, pogo comercial, pogo cultural, pogo artistico, pogo.

POGO. Pogo recreativo, pogo creativo, pogo comercial, pogo cultural, pogo artístico, pogo.

El rock nacional, parece en pañales y a los gritos hace varios años. Ya se saldrá, o empeorará y terminaremos bailando los temas del Nuevo Club del Clan. O bien ocurre esto: las bandas vuelven. Vuelven por lo suyo, por lo que nadie pudo quitarles.

Y al márgen de la lista personal que cada uno pueda hacer, al márgen de las correcciones o negaciones que cualquiera pueda hacer a la lista que yo pensé en un minuto y que, salvo alguna excepción, no veo por qué retocar, nadie puede negar que no pasa nada. Por eso se homenajéa a Calamaro, al rock argentino, a León Gieco, a Soda, a Los Redondos. Por eso los músicos se juntan, se cruzan, comparten escenarios, se invitan a grabar, se codean con los famosos. Por eso los uruguayos saltan el charco, novedosos y auténticos. Algo que hace años hubiese sonrojado al capo de BMG hoy nace de la cabeza del propio músico (“Podría grabar con Shakira“, propone).

Atrás quedaron los años de la música for export en que, por ejemplo, Soda Stereo tocaba en Viña del Mar como un referente de la nueva música latinoamericana, o los tiempos en que llegar a Cemento era consagratorio. Ahora, tenemos que comernos calladitos que el perfíl rockero del continente sea Juanes o Shakira porque los dos hacen prolijos solos de guitarra supervisados por Santaolalla.

Es una terrible noticia que la única exitación cultural en el horizonte sea el regreso de Los Cadillacs o la juntada de Calamaro con el Indio Solari. Esto es nuevo, pero no es futuro. Es novedad, pero es volver. Volver, parece la única solución.

Yo me engancho. Me engancho porque me encanta la historia del rock argentino, porque valoro sus matíces y sus huecos, desde la A (Almendra) hasta la Z (Zumbadores). Pero no puedo negar que el regreso de Los Cadillacs, me alegra. Me alegra porque todo el tiempo tengo la sensación de que podría ser un acto de justicia. No sé con qué, pero tengo ese delirio.

Ahí va la versión nueva de Mal Bicho. Se difundió en Radio Atómika de Buenos Aires (radio en la que Flavio tiene un programa) con la advertencia de que dicho material “llegó misteriosamente de las manos de un cartero que usaba mascara de lucha y tenia varios tatuajes muy raros en sus brazos”.

Descargar Mal Bicho 2008

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Subjetividades

10 Respuestas a “Rock Argentino 2008: Mal bicho!

  1. Las crisis nos afectan a todos. Claro.
    Pero si vemos la historia, muchas grande obras musicales se han escrito, compuesto y desarrollado en tiempos nefastos. Atribuirle la degradación (lírico musical) a las crisis económicas o sociales, a mi modo de ver, es un poco subestimar la “magia” de la música, que claro esta, excede ese universo.

    Siempre que hablo públicamente de este tema, nunca falta quien argumente: “…y, de algo tiene que vivir”, (…) ¡Entonces que viva de otra cosa, que tanto joder!. En fin, no se para que mierda leí tu blog, …estaba tan tranquilo escuchando Maria Martha Serra Lima.
    Saludos, …y gracias por el espacio.

  2. No, por farvor, gracias a vos. Yo soy un apasionado del debate sobre el rock argentino. Soy muy crítico y, la verdad, nadie me la va a venir a contar! Porque leí sobre el tema, porque me gusta, porque me duele de verdad.

    Respecto a lo que decís, hay un caso claro: Seru hizo sus discos en dictadura, Virus sacó el primero en distadura, Cómo conseguir chicas de Charly salió mientras el país se le caía a pedazos a Alfonsín. Las crisis sociales no propician la mediocridad, pero abonan el terreno.

    Saludos, gracias por pasar y compartir tu opinión!

  3. Querido Mariano:
    Soy de la idea de que los tiempos de crisis social o económicas si alimentan a la fuerza creativa de los artistas (contrariamente de lo que dice valgalaredundancia). Existe un panorama mucho mas amplio de cuestiones que dan letra a canciones mágicas como las que se hicieron.
    Hoy en día si existen bandas que son copadas. Lógicamente van ser admiradas dentro de 10 o 15 años, cuando otra gente escriba en sus blogs que la música del momento es mediocre y que los “buenos” eran los de hace 15 años atras.
    Recuerden que es muy dificil hacer material nuevo y que se distinga de los demás. O ustedes creen que Los cadillacs (banda que me gusta), van a venir con material nuevo, fresquito a nuestros oidos. No, van a hacer 500000 nuevas versiones de Vasos Vacios, el Dr Satánico, etc… y asi consecutivamente. También noten que las canciones mas aplaudidas y ovacionadas del Indio fueron las viejas, como Vamos las bandas y esas.
    El domingo fui al CEC y escuche de todas las bandas mediocres que habia a dos que se distinguieron: Murio de Asco y a Carmina Varana o algo asi.
    Creativos hay, pero son los menos, como fue siempre y será.

  4. Cecilia

    Vuelven para hacernos acordar lo que es el placer de escuchar buena música en nuestro idioma y contando nuestras historias.
    Igualmente creo que no hay q ser tan pesimista,mal q mal… tenemos qué escuchar… yo hace poco descubrí cuentos borgeanos… y fue mágico.
    Con respecto a la involución, debo decirte que me causó gracia las relaciones que hiciste. Genial… y muy cierto. Creo que en todos los órdenes de la sociedad se ve eso… nos vestimos como en la década del 50 y 60. Admiramos a la divina Scarlett que intenta reproducir un aire hollywoodense de antaño y las minas pretendemos cocinar ricas tortas sin dejar de ser buenas en la cama y tener mil hijos sin dejar de laburar. Lo que se busca es una mixtura posible en algunos puntos pero involucionista en otros…

    … y justicia,si, realmente justicia con nuestros oidos (amo a los cadillacs).

    gracias por brindarnos tan buenas cosas que leer y escuchar

    cariños!

    ceci.

  5. Gracias por pasar Facundo.

    Obviamente yo no hago referencia a las bandas “buenas” que pueda haber hoy medio escondidas. Aunque en verdad, tampoco escuché nada novedoso en ellas. Las bandas que decís (a quienes conozco mucho) son buenas, pero dificilmente se pueda hablar de algo “novedoso” o “nuevo”. Murió de Asco (la banda rosarina que más me gusta) es un bicho raro en Rosario. Son maduros, lúcidos, inteligentes, cínicos, divertidos. Pero a mi me gusta en tanto que los ubico en éste contexto: en Rosario, en el 2008. Porque lo cierto es que ya existieron Virus, Los Brujos, Los Peligrosos Gorriones, Los Twist, Los Abuelos, Sumo y Los Redondos. Y acá en Rosario existe el Coelacanto hace pilas de años. No les quito mérito a MdA (que repito, me encanta y también hace años que dan batalla) pero sí tengo que revisar la historia, antes de pensar que son “novedosos” realmente. La otra banda que decís es Carmina Burana. Yo no estoy convencido con ellos. Son grandes músicos (lo mismo que Fluido, Ramera o Sucesores), pero no veo que ellos puedan dar el batacazo al rock nacional. de la misma manera que Cielo Razzo (banda luchadora si las hay) que tampoco van a pasar a la historia como “el quiebre”. Digo un quiebre como fueron Pescado, Charly, Virus, V8, Sumo, Los Redondos, Soda, etc, cosas que, en su momento, parecían extraterrestres y estaban creando un camino.
    Por otra parte no creo que yo en 15 años hablemos de las bandas de hoy como bandas buenísimas. Porque hoy no pasa nada y hace 15 años dejaban de pasar. Hace 15 años, para mí, fue el mejor momento de Divididos con La era de la boludéz, de la Pelotas, de Los Redondos, fue el quiebre de Soda (con Dynamo), la aparición de Babasónicos, Los Brujos, Los Piojos, Peligrosos Gorriones, Visitantes. Fue el éxito de La Portuaria, y ya estaban El amor después del amor de Fito, La mosca y la sopa de Los redondos, etcétera. Pero no pasó gran cosa después de eso.
    Fijate que todas las bandas que tuvieron éxito en éste tiempo empezaron a repetirse o se degradaron: Las Pelotas tienen un talento insuperable para la inconstancia y la irregularidad, Los Piojos sacaron el mismo disco 8 veces hasta que hicieron uno pop (viejo, no tienen valentía), Bersuit repite el mismo tic de hace años pero sin espontaneidad, Divididos vuelve como aplanadora y regresa al escondite como un fitito. Se repiten, se pierden o se degradan.
    Pero claro que estoy hablando en términos generales: en estos 15 años también aparecieron Bocanada de Cerati, Cuerpo y Alma de Aznar, Silver Sorgo de Spinetta, Luzbelito de Los Redondos, Máscaras de Sal de Las Pelotas, La Marcha del golazo solitario de Los Fabulosos, La hija de la lágrima de Charly, y otros muchos discos que, literalmente, son joyas aisladas, y si bien el tiempo les hará justicia, no creo que se pueda hablar en un futuro de “los discos determinantes”.
    Si me preguntás, y son cosas que dejo afuera del comentario, yo tengo mi “corazón” en Catupecu, en Árbol, en cuanto a “novedad” reciente, y después deposito toda la fe en una banda que no conoce nadie: Mamá Pájaro. Que son amigos y doy fe que son buenos y son “extraterrestres” en cuanto a composición músical se refiere.
    Yo sigo viendo una encrucijada. Las bandas “viejas” vuelven, las “nuevas” se repiten, las “buenas” son las “menos malas”. No le veo mucha salida.

  6. Ceci, gracias por la onda.
    Claro que no soy tan pesimista. Y además estamos hablando de cosas totalmente subjetivas. A mi me parece bárbaro lo de Cuentos. Y fijate que es la banda de un ex-Catupecu (que me gusta mucho, “El viaje del miedo” me parec una de las canciones más zarpada de los últimos años). Cosas hay: me encanta Kevin Johanson, me gusta una banda que se llama Jaime sin tierra, me cae muy bien Aloras, Pequeña Orquesta Reincidentes, Árbol, y algún otro que se me escapa.
    Digo, hay cosas. Pero todo el tiempo siento que “me conformo” por la falta de otras más cercanas a mis gustos. Es eso. Vivo diciendo “tal banda zafa”m y nunca “me parte la cabeza a la mitad”.
    Gracias por pasar!!! No dejes de comentar, así se que pasaste!! Saludos.

  7. Negro:
    si no entiendo mal vos estas hablando de discos y bandas de los inicios del rock, encima alimentados por la situación del país. Lógicamente, la mayoría de lo que salió por ahí fue “extraterrestre”. Igual sigo pensando que no hay que alimentarse del pasado (será porque soy joven y buzito?), creo que hay que revolver por ahí y escuchar a esas bandas “nuevas” y dejar de lado las que masifican público, que justamente llevan la cruz de ser famosas y por ende, en un medio en el que no importa mucho la creatividad, funcionan. Recuerden que el arte evoluciona o involuciona de acuerdo a las necesidades de la sociedad contemporánea. Se ve que hoy día no se necesita a un Spinetta o a un “Charly de antes”. Las masas dictan lo que se escucha o no. Por eso hay joyas actuales que ni se conocen como Murió de asco, que hacen material muy bueno y distinto a cualquier banda actual, pero ellos también llevan su cruz, la de no ser necesarios para la masa oyente actual.
    Besos para todos, menos para Pablo que tiene un asqueroso herpes mutante del averno.
    Bueno si… le mando uno, pero en la frente ;D

  8. Me olvidaba. Esa predicción de Catupecu va a ser 100% real en unos años.

  9. Pingback: La convicción de Luis Arlberto Spinetta « TODO LO QUE VEO

  10. Pingback: El Rock Argentino sigue creciendo (es ironía) « Todo lo que veo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s