La paranoia de la identidad digital

Tengo un amigo que me repite la frase a diario: “Facebook va a traer problemas“. No sé si él tiene clara la dimensión de lo que dice, pero lo cierto es que cada vez conozco más personas que se han vuelto un tanto paranoicos en cuanto a su identidad digital. Es más, doy fe de que muchos ingresan en una suerte de consulta interna bastante quisquillosa a la hora de elegir la foto que van a subir a Internet. Ya sea por cuestiones de coquetéo o por razones profesionales. A ver, digo, ¿usted cree que un potencial empleador no lo googlea antes de decidir contratarlo?

Y un poco a eso se refiere esta reflexión de Albert García que quería compartir con ustedes.

DUDA. ¿Será complicado conseguir trabajo para la Mosh Girl?

DUDA. ¿Será complicado conseguir trabajo para la Mosh Girl?

Lo que Google no consiguió, lo está consiguiendo Facebook. El crecimiento exponencial de Facebook los últimos meses (especialmente gracias a su versión en español) está generando cierta angustia social. Me explico. Facebook da infinitas facilidades para compartir fotografías, crear grupos de lo más variopintos (cada vez más raros), comentarios que deslavazados dicen poco de uno mismo, pero que unidos permiten perfilar una identidad digital bastante completa.

Evidentemente esta información es pública y accesible. En un contexto donde las relaciones (personales y profesionales-laborales) se están viendo cada vez más influenciadas por la información acerca de nosotros que circula libremente por Internet, generada por nosotros mismos o por nuestra red de relaciones, no es algo trivial y hay que prestarle atención.

Al final “todo comunica”. Especialmente en los tiempos actuales, lo que se dice de ti, es mucho más relevante que lo que dices de ti mismo. Sea un comentario, foto o video.

No es cuestión de ir con cara de palo por la vida, ni tampoco obedecer al rancio canon de “ser virtuosos y respetados miembros de la comunidad”. Pero hay que entender que si un posible empleador o cliente, encuentra fotos de ti y de tu última fiesta, totalmente ebrio, bailando sevillanas sobre una mesa… puede que le guste o puede que no. ¿Esto nos inhabilita automáticamente para el puesto? ¿O para el contrato? Esto dependerá de cada caso.

Quizás el gran problema no es tanto lo que puedan decir o no de uno, ni lo que uno hace o dice de sí mismo (aunque algunos deberían revisarlo), sino determinadas fotografías que pueden tomarse con el consentimiento o sin él, y que pueden llegar a violar la intimidad de la persona.

Todos, armados con nuestros móviles con cámaras fotográficas (y de video) nos convertimos en paparazzi en potencia. ¿Nos escandalizarnos? Mejor no perdamos el tiempo en lamentaciones o alarmismos inútiles, aprendamos a cómo adaptarnos.

Las nuevas generaciones lo están viviendo en todo su esplendor. Quizás por eso, en la escuela de mis hijos (son adolescentes) se prohíbe usar la cámara del teléfono móvil en todo el recinto ¿Casualidad? Para nada.

La red es cada vez más omnipresente y ubicua, para ti y para los que te rodean. La realidad es que, nos guste o no, nos toca vivir en este contexto. Hay que armarse de sentido común, preveer determinadas situaciones y aprender –desde ya- a gestionar nuestra identidad digital.

Eso sí, sin que cunda el pánico. No estamos ante una epidemia, ni bajo amenaza terrorista. Sólo hay que ponerse al día, conocer el terreno que se pisa y tomar la iniciativa.

Pero personalmente tengo muy claro que si tuviera que contratar a alguien, antes de hacerlo, googlearía su nombre. Qué cada cual sea consecuente. Ahora y en el futuro.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cosas Útiles

2 Respuestas a “La paranoia de la identidad digital

  1. marianela

    me levanto a la mañana y lo primero ke hago es.. abrir el msn, segundo poner radiofonica y entrar a tu sitio. y depues entro a rosario 3..jaja!!! graciasss capoo la verdad me encanta me leo todo y me re sirvee!!! de nuevooooooo graciassss!!!!!besossssss

  2. Paula.P

    Hola…me quedo con eso de que “todo comunica”, del modo que sea, me gusta la idea de saber mas del otro (léase..gente que me interesa), en que andan sus días y que anda diciendo de sí mismo.
    Trillado, pero no es mas que”una herramienta mas”, úsela para lo que mas le guste.
    No?
    salú

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s