Archivo de la categoría: Cosas Inútiles

Kohichi Wakata, el hombre que flota en el espacio

Con alegría perruna (la que se va rápido) leía hace pocos días atrás que cuando se lanzara por fin el Transbordador Espacial Endeavour, la humanidad habría superado entonces la cifra de 500 personas enviadas a recorrer el llamado expacio exterior. Una alegría, perruna como dije, más ligada a un ¿pseudo-orgullo? a nivel especie que a otra cosa. Pero en fin, ¿cómo lograría uno el orgullo puro ante una especie tan llena de contradicciones? Imposible.

Así que, aunque si bien la cifra resulta significativa, no podría establecer con claridad si es un número grande o pequeño ya que, como muchos otros, jamás me pregunté cuántas personitas salieron a volar más allá de la atmósfera. ¿Usted pensaba que serían más? ¿Menos?

La cosa es que la noticia de la barrera de los 500, que apareció en muchos medios hace unos días, deberá esperar uno cuántos días más para ver concretadas sus matemáticas profecías. ¿La excusa? ¡Un escape de gas! ¿Otra vez? Sí, ya el 13 de junio se había suspendido el despegue y recién podría enviarse la persona número 500 el próximo 11 de julio. Ahora, una vez más, la misión del Endeavour, que debía partir (segundo intento) el pasado 17 de junio, postergó su vuelo debido a una fuga de gas de hidrógeno hallado en un conducto que va desde un depósito externo.

Sin embargo no es el único ingrediente que vuelve pintorezca esta noticia ya que, además de enviar al hombre 500, el Endeavour se encargará de relevar al ingeniero japonés Kohichi Wakata que, mientras nosotros escribimos (o leemos) esta tontera, él está cumpliendo en estos días cuatro meses en el espacio. Solito con su alma, seguramente haciendo crucigramas.

Ahora bien, si usted es lo suficientemente inteligente ya se habrá puesto a pensar en un fatal desenlace, ¿no? Yo también. Oportunidad no falta, imagínese: la humanidad no logra enviar más de 500 tipitos al espacio y, además, pierde a un japonés que, pobre, se muere de aburrimiento flotando en la nada misma. Genial.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to Ma.gnoliaAdd to TechnoratiAdd to FurlAdd to Newsvine

3 comentarios

Archivado bajo Cosas Inútiles, curioso

A partir del 13 de junio: www.facebook.com/tu.nombre

¿Ya vieron lo que son las direcciones para llegar a un peerfil de Facebook, no? http://www.facebook.com/profile.php?id=550766483

Pues bien, hoy Facebook anunció en su blog que, a partir del 13 de junio de 2009, los usuario podrán contar con una URL acortada y personalizada. Simplemente la dirección de Facebook + /tu.nombre. Por ejemplo: http://www.facebook.com/juan.perez.

Ahora bien muchos, como yo, se preguntarán qué ocurre con los muchos casos de nombres repetidos. Sencillo, como ocurre con cualquier cuenta. Choose another:

Cualquier duda, se pegan una vuelta por las simpáticas FAQs en inglés.

Deja un comentario

Archivado bajo Cosas Inútiles, Ineterenét

Surgimiento espontáneo del movimiento #teta en Twitter

No sé cómo ni quién, pero cerca de las 3 de la tarde, hora argentina, comenzó a gestarse una epopeya cuya finalidad resulta a la vez enternecedora y desopilante: un viral argentino, llegar al Trending Topic con una simple y muy castellana palabrita, #teta. Al menos hasta el momento que escribo esto, y ya me acuesto, el simpático vocablo había alcanzado el puesto número uno en Hashtags. Un logro de dudoso prestigio pero de horada gestación. Uníos, twitteros argentinos.

4 comentarios

Archivado bajo Cosas Inútiles

Conejo Loco: una de esas estupideces lindas de Internet

Puede parecer una cosa muy tonta, primero. Y al profundizar un poco, uno lo comprueba: es una cosa muy tonta. Pero es, sin dudas, una de esas cosas estúpidas que hay ela web que, en lo personal, me despiertan un dejo de ternura. Es la nada misma, con un plus de programación y diseño. En este caso se trata de un conejo que cree que el puntero del mouse es una zanahoria y quiere, claro está, comérselo.

¿Algo más? No, sólo eso. Pero celebro la tontera inútil y divertidad, festejo el juego. Si quiere prbar usted también, pase por acá y enfréntese al Conejo Loco. Salúd.

Deja un comentario

Archivado bajo Cosas Inútiles

Tienes 5 segundos para deshacer el envío de este correo, en GMail

Es una novedad reciente. Muy reciente. De hecho, aclaro, muchas cuentas de GMail (la mía entre ellas) aún no tienen habilitada la opción. De todas maneras, digamos que se trata de algo así como un “botón de pánico” ( ! ) que te dará la oportunidad, durante cinco segundos, de cancelar el envío de un correo electrónico que, valga la contradicción, acabás de enviar.

Ya escucho música de suspenso cada vez le doy el botón “Enviar”. Ah, lo leí en Mashable.

1 comentario

Archivado bajo Cosas Inútiles, Ineterenét

Celebración del día PI (o sea 3,141592653… etc etc)

Claro, ahora porque todos nos acostumbramos a decir la letra @ con asombrosa naturalidad, pero lo cierto es que la letra griega por excelencia, la más misteriosa, la que ha ganado adeptos (la mayoría algo enfermizos) en todo el planeta, es la letra π. Es decir, si a Ray Tomlinson se le hubiese ocurrido echar justicia y no practicidad sobre las comunicaciones, pues ahora nuestros correos bien podrían ser mensajesπhotmail.com, por ejemplo. En fin.

Igual no se procupe porque, la verdad, el festejo dura muy poco. De hecho, la mayoría opinan que la celebración concluye a las 01:59 am (hace rato ya). Pero le cuento de todas maneras. Al parecer algunos adeptos a las ciencias matemáticas (específicamente los integrantes de Exploratorium in San Francisco) han decidido celebrar hoy (y desde hace 21 años) en todo el mundo El Día Pi.

¿Por qué hoy? Fácil, el més 3 y el día 14. Fácil, como le dije. Y dado que el numero comienza por 3,14159, es la 1:59 am que, dicen, debería concluir/comenzar el festejo.

Lo curioso de la celebración es que, según puede descubrirse en Google, cada uno lo festeja como quiere. El blog oficial de Google sugiere por ejemplo caminar 3,14 km. Otros aconsejan ver la película del mismo nombre que tanto dolor de cabeza nos dió. Y si alguien que sí le saca jugo a este día, es justamente la gente de piday.org que, pese al dominio .org, no dudan en vender remeras, botones para la web y ofrecer el envío de e-Cards. Dicho sea de paso, las remeras (playeras, digamos) cuestan unos 20 dólares.

Modelo de e-Card horrible con fuente Comic Sans... ¡Horror!

Modelo de e-Card horrible con fuente Comic Sans... ¡Horror!

Dos cosas lindas: primero, en el sitio piday.org se puede ver completo un número PI seguido de un millón de caractéres; segundo: hoy, además, Albert Einstein cumpliría 130 años.

Anexo: no se olvide de la Organización contra el abuso de la maldita Comic Sans.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to Ma.gnoliaAdd to TechnoratiAdd to FurlAdd to Newsvine

Deja un comentario

Archivado bajo Cosas Inútiles, curioso

Me acosté convencido de que había visto un OVNI en el horizonte de Rosario

Antes que todo, me declaro en absoluta concordancia con el lema que adorna la oficina de Fox Mulder: “I want to believe”. De paso, me declaro fan de The X-files (tengo todos sus discos).

Anoche, cerca de las 23 hs, al borde del sueño, escuché un pequeño alboroto barrial de señoras y niños que, aún a esa hora, se quedan jugando a la pelota en la vereda de mi casa. “Mirá, vení, allá”, decían, entre gritos y barullo. “Un OVNI”, dijo alguno de los nenes, para aclararme al fin la situación luego de varios minutos de especulaciones mías.

Subí a la terraza con la cámara digital en una mano y el teléfono en la otra. En la punta opuesta de la comunicación telefónica estaba Mauro, mi hermano. No sólo corroboramos que nuestros teléfonos inalámbricos nos permitían hablar desde nuestras terrazas, además comprobamos que, efectivamente, en el horizonte oeste de la ciudad había un OVNI.

Claro, usted pensará que me precipité en pensar eso pero, la verdad, ¿qué excúsa tenía para pensar otra cosa?. Así que encendí la cámara digital sabiendo que, como mucho, captaría “una luz brillante en el horizonte”. “Mejor agarro la cámara de video”, le dije a mi hermano, con quién corté la comunicación.

Bajé, escribí un super velóz aviso en Twitter (uno nunca sabe qué derivaciones puede traer un Tweet), y volví al techo con la cámara en la mano, dispuesto a borrar lo que fuese que había en el cassete que, fatalmente, se encontraba dentro de la cámara.

Como puede verse, el video es poco convincente. Además, como toda buena cámara JVC fabricada en la Argentina, es una porquería. Por eso nunca pude hacer foco en el objeto como yo quería. Pero bueno, al menos sobre el final se me ocurrió dejar la cámara fija para que se perciban mejor los movimientos del objeto.

Hoy por la mañana cuando me encontré con Marcelo Santecchia, le comenté lo sucedido. “Casi te llamo”, le confesé. En medio de chistes alusivos, cargadas y un debate de poco vuelo sobre el fenómeno OVNI, me propuso darle mi teléfono a una de las productoras de Luis Novaresio, en Radio 2. “Ni loco”, le dije. Sin embargo, 45 minutos después, Luis Novaresio me saludaba al aire para que yo cuente “mi experiencia” del avistaje de luces. No tuve tiempo tiempo de avisar a mis amigos: “¡Voy a salir al aire con Novaresio!”. Una lástima. Por suerte mi hermano, que estaba escuchándolo, puso REC en el primer aparato que se le cruzó.

Si escucharon el audio, la verdad, lo siento mucho. Salí al aire porque Santecchia (productor de Feldman y Lotuf) es un amigo con el cuál tener estos gesto no me cuesta nada y, digámoslo, en este contexto son situaciones muy divertidas. No tenía mucho para aportar, pero a la hora de colaborar con el show a uno le salen firuletes idiomáticos oportunos y, muchas veces, sólo eso alcanza para hacer radio. Y es una alegría que así sea.

Unos minutos después me llamó Ricardo Robins, de rosario3.com. Para entonces, la situación se estaba volviendo hilarante. Le compartí algunos datos que ya a esa mañana había logrado obtener, como la posibilidad, muy cierta, de que se tratara simplemente de un barrilete con luces. Le pasé el link a la foto que sacó mi hermano y que, finalmente, es la que ilustró la nota que a las 11:30 am ya estaba on line. Dicho sea de paso, mi hermano es, además, el autor del banner de avisos clasificados a la derecha de la nota. Una rareza, ¿no?.

Al mediodía DrGen me deja un mensaje en Twitter: “Mariano… es un barrilete, soy amigo de los chicos que lo hacen ;) mirá: http://www.rosariovuela.com.ar/?p=82“.

Ahí mismo, el click me llevó a la resolución inmediata del misterio. “Qué buen dato! Sólo faltaría averiguar si ellos estaban ayer a la altura de Córdoba y Circunvalación”, le dije. Hecho esto, me comentó los detalles por mail: no había sido la agrupación Rosario Vuela en sí misma, sino uno de sus miembros que, desde la terraza de su casa (presumo que en barrio Belgrano), había remontado en barrilete con las luces de leds colocado como se observa en el dibujo.

Una lástima. Pero bien, no me sentí tan mofado como desilusionado. La verdad, ver un OVNI y registrarlo con una cámara era una cosa divertida de contar en la sobremesa entre amigos y al menos hasta allí, me quedaba toda esta anécdota/entrada que, es verdad, ya debería ir terminando.

Cerca de las 5 de la tarde me llaman por teléfono de la Radio de la Ciudad de la Ciudad de Buenos Aires (la radio de Macri, para ser más claro). Mariela Suarez, productora del progarma “El Regreso” que se emite allí por AM 1110 de 18 a 21 hs me había ubicado, a través del ahora muy poco amigo Javier Di Napoli de rosario3.com (ya te voy a agarrar) y quería cerrar una nota conmigo a las 20:30 hs. Yo le expliqué que el misterio estaba resuelto y que, ciertamente, no había mucho que agregar. “No importa, me contás un poco lo que viste, una nota de color”, me convenció. Así que por los mismos principio que acepté la nota que me propuso Santecchia, le dije que sí. Hoy, a la hora acordada, salí al aire contando no sólo lo de las luces, sino además la revelación de que se trataba de un “barrilete con luces” y que, en medio de esto, se encontraba la agrupación Rosario Vuela.

Fin de la jornada.

21 comentarios

Archivado bajo Cosas, Cosas Inútiles, Mirá, mirá!, Subjetividades