Archivo de la etiqueta: adolecente

Soy un adolecente, puedo escuchar ese ruidito

La verdad es que no recuerdo dónde es que ya me había cruzado este test. De hecho, creo que el que había visto era un poco más completo y específico, aunque éste no está nada mal.

Se trata de un test llamado The Teenagers Audio Test diseñado por la gente de Train Horns y funciona de modo muy sencillo: uno ingresa a una página donde se reproduce un sonido que, por un desgaste natural (o por mal uso de nuestro organo auditivo), se supone que las personas mayores de 25 años no pueden escuchar.

Pueden ir a la página o bien descargar el mp3 (237 kb) y escucharlo en un reproductor para poner a prueba cuán finito pueden escuchar aún. En lo personal, he hecho desastres con mis oídos, poniendo música, operando, editando o simplemente escuchándo algo, por lo general mis auriculares se escuchan a varios metros y la frase “te vas a quedar sordo” me suena igual a “buen día”. Pese a eso, pude escuchar el sonido sin mayor dificultad. Por lo cuál se puede llegar a varias conclusiones: tengo menos de 25 años, soy un adolecente o, posiblemente, el test es una mentira.

Si usted logra pasar el test verá este cartelito que dice “He superado el test de audio para adolecentes”.

¿Cómo?

Que ha superado el test de audio para adolecentes.

Ah!

9 comentarios

Archivado bajo Cosas Útiles, Mix

El Principito de nuevo, ¿era necesario?

Leí en el diario La Nación de hoy que El Principito, la criatura perfecta de Saint-Exupéry, vuelve literariamente a la vida en un libro llamado El Regreso del Jóven Principe. En esta historia, el niño ya es un adolecente desvalido en un mundo cada vez más cruel y vaga por la Patagonia hasta cruzar su camino con un viajero argentino. Escrito por Alejandro Roemmers, titular del Laboratorios Roemmers, el libro estará a la venta la semana próxima con la aprobación de los familiares de Don Antoine.

FOTO. El autor con la imagen-icono de El Principito.

FOTO. El autor con la imagen-ícono de El Principito.

Mmm… sí, yo pienso lo mismo que usted. Bah, no lo sé. Yo pensé que no era necesario, de entrada. Después pensé que me comportaba como un prejuicioso horrible y que mi criterio estaba condicionado por ese ingrediente ruidoso: el escritor es un empresario, titular de un laboratorio líder del mercado farmacéutico argentino. Entonces se me cruzó una imagen horrible de un tipo cuyo en despacho de vidrio de un piso 40 hay libros de Sidney Sheldon, Isabel Allende, John Grisham y El Principito. Y olor a lavandina frutal.

Para salir de esa imagen fea, me esforcé en ir un poquito más allá y averiguar quién es este hombre. Me encontré en la web con que, efectivamente, tiene mucho dinero. En la revista Caras del 22/05/07 cuenta cómo nació su amor por la literatura, por ejemplo. Encontré también que sus libros se venden a $1 en Mercado Libre. Que ha hecho donaciones en Uruguay, que el diario El Mundo de España habla de él como “poeta argentino” y que, incluso, tiene su propio concurso de poesía, llamado Concurso Alejandro Roemmers. Ah, y en el diario Perfil dicen que festejó un loco cumpleaños con Scioli, entre otros 300 invitados.

Bueno, todo esto tampoco define un perfil poco confiable, ¿no?. Es un empresario que escribe, tampoco la pavada. Pero después se me iluminó una idea: si un escritor que realmente me gusta escribiese una “nueva historia” de El Principito, me parecería pésimo. Así que ahí se termina el dilema. Por cierto, la nota de La Nación seguramente es paga. Aunque también la levantó rosario3.com.

Nota: esta entrada no es paga, si me avisan con tiempo puedo hablar bien del libro (jeje). De paso, le dejo una versión on line de El Principito.

15 comentarios

Archivado bajo Concepto & Diseño, Subjetividades