Archivo de la etiqueta: bitacora

José Saramago, blogger a los 86 años

Dos veces estuve a punto de meterme en el cine a ver Ceguera, la adaptación al cine que hizo Fernando Meirelles de la novela de Saramago Ensayo sobre la ceguera. No lo hice. Arrugué, en una palabra. Las imágenes que me dejó el libro son tan truculentas que no creo que el cine me espante, sin embargo no quise verla. De hecho, brevemente, le recomiendo leer el libro. De paso.

Pero bien, dando vueltas por diarios de otras tierras (ejercicio saludable cada día domingo) me encontré con esta sorpresa en el diario español El País: José Saramago tiene su propio blog.

“¿Por qué? ¿Por disidencia?”, le pregunta Manuel Rivas. “Quizás es esa novedad de volver a empezar. Escribir sin ningún condicionamiento. Los medios te pagarían, claro está. Pero mira, ha ganado Obama, me felicito, y a continuación escribo un artículo en el que pido sin medias tintas el cierre de Guantánamo y el cese del bloqueo económico a Cuba. Y así, sobre lo que se me ocurre. En realidad, el sistema acaba por integrarte. En el fondo no eres más que una guinda en el pastel. Te toleran. Se ríen de ti. ¡Cosas de Saramago!

José Saramago, blogger con sus flamantes 86 años.

José Saramago, blogger con sus flamantes 86 años.

Es una rareza, convengamos. Saramago es grande de verdad. Digo, no es Jorge Bucay señora. Por eso leerlo en su propio blog, con su particular manera de estructurar frases, es una delicia reconfortante. Y mientras lo leo, no puedo evitar pensar en si el viejo Jorge Luis se hubiese animado a tener uno y si hubiese tenido voluntad de escribir de cara a la gente, sin red, jugando realmente. No digo ya el cascarrabias lúcido de Sábato que no se engancha con estas cosas (por cierto, ¿sabían que hay una versión on line del Informe sobre ciegos? Mmh.. jugoso!). Quién sabe. De seguro, Cortázar hubiese tenido el suyo. Don Julio, que se hubiese sentido tan a gusto en este universo de hipervínculos. Pero son fantasías.

Volviendo al blog, volviendo a esta extraña sensación de leer a Saramago en esa instancia entre pública e íntima que es un blog personal (no menos personal que un libro, pero infinitamente más espontáneo y, por añadidura, más cercano), el espacio tiene publicación en español y portugués, y se llama simplemente El Cuaderno de Saramago. Allí comenzó a escribir el 17 de septiembre de este 2008 publicando un viejo artículo suyo sobre la ciudad de su vida, Lisboa.

Un verdadero placer.

Les dejo una entrada que me gusto particularmente: “Intento ser, a mi manera, un estoico práctico, pero la indiferencia como condición de la felicidad nunca ha tenido lugar en mi vida, y si es cierto que busco obstinadamente el sosiego de espíritu, cierto es también que no me he liberado ni pretendo liberarme de las pasiones. Trato de habituarme sin excesivo dramatismo a la idea de que el cuerpo no solo es finible, sino que de cierto modo es ya, en cada momento, finito. ¿Qué importancia puede tener eso, si cada gesto, cada palabra, cada emoción son capaces de negar, también en cada momento, esa finitud? Verdaderamente me siento vivo, vivísimo, cuando, por una razón u otra, tengo que hablar de la muerte…

8 comentarios

Archivado bajo Ineterenét, Subjetividades

La pregunta: ¿Qué es un blog?

Hace años (sí) que navego mayoritariamente a través de blogs. Salto de uno a otro de los blog que tengo guardados en mis bookmarks y por lo general me muevo de uno a otro a través de sus propios vínculos. Mi rutina, rara vez comienza en Google, como le ocurre a muchas personas que conozco. Podría decir que pasé por miles de blogs, que recuerdo muy pocos de ellos y que, en cierta manera, aprendí que todos se parecen, todos son distintos y todos son útiles. Cada uno a su manera.

La primera vez que tuve un blog lo abandoné a la semana. Y cuando tuve otros volví a abandonarlos. Tuvieron que pasar por lo menos tres años para que, por magia o circustancia, volviese a crear uno con serias intenciones de no abandonarlo. Es ésta vez, en que parece que por fin voy logrando cierta estabilidad en mi relación con el blog, cuando varias personas me preguntan: “¿Qué es un blog?” Desde mi mamá hasta algún amigo. Y algunos conocidos. Y por más absurdo que parezca, a medida que pasan los días y las entradas en mi blog, la respuesta se vuelva singularmente inmanejable. Por lo común se vuelve ambigua, contradictoria y confusa.

Fernando Pessoa, Ricardo Reis, Bernardo Soares, Alberto Caeiro, Alvaro de Campos...

Fernando Pessoa, Ricardo Reis, Bernardo Soares, Alberto Caeiro, Alvaro de Campos.

Sin embargo, pienso, debe existir una definición clara. Cuanto menos hay definiciones técnicas, que ya es bastante. Pero así como la explicación científica no puede, por sus propias limitaciones, definir a la raza humana, tampoco una definición técnica podría definir un blog. Salvando las relativas distancias entre ámbos conceptos.

Y fue buscando respuesta a estas dudas más cercanas al existencialismo que a la informática, navegué por un manojo de blogs hasta que dí con Blog en serio donde, fatalmente, me encontré con una completísima entrada referida a esto: 17 definiciones sobre qué es un blog. Las comparto a modo de revelación, pero también a modo de juego. Es decir que esto le puede resultar interesante, divertido o ajeno. De eso se trata.

1.- Un blog, o en español también una bitácora, es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos o artículos de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente, donde el autor conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente. El término blog proviene de las palabras web y log (’log’ en inglés = diario). El término bitácora, en referencia a los antiguos cuadernos de bitácora de los barcos, se utiliza preferentemente cuando el autor escribe sobre su vida propia como si fuese un diario, pero publicado en Internet en línea. – Wikipedia

2.- Sin ánimo de erigirnos en repartidores de “carnets de blogger” podemos resumir que un weblog es una publicación online con historias publicadas con una periodicidad muy alta que son presentadas en orden cronológico inverso, es decir, lo último que se ha publicado es lo primero que aparece en la pantalla. Es muy habitual que dispongan de una lista de enlaces a otros weblogs (denominada blogroll) y suelen disponer de un sistema de comentarios que permiten a los lectores establecer una conversación con el autor y entre ellos acerca de lo publicado. – WeblogsSL

Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Cosas Inútiles, Subjetividades