Archivo de la etiqueta: derechos

Hay que inventar un término que reemplace la palabra “NetBook”

No quiro mentir, pero me parece que fue Lucas Ameriso quien, en marzo del año pasado, me preguntó si yo sabía qué era una NetBook. “Una NoteBook”, le dije, pero un tiempo después supe que mi respuesta estaba errada.

Para que le quede claro a todo el mundo: una NetBook es (era), sencillamente, una computadora portátil mucho más pequeña que una NoteBook y con muchas menos prestaciones. Es decir, en una NetBook la mayor usabilidad pasa por la navegación en Internet y el manejo de archivos tipo Office. Y listo. No más. Esto las hace muy jugosas porque, digámoslo, la mayoría de la gente hace eso con sus máquinas.

Esto es una ex-Netbook

Esto es una ex-Netbook

A finales de 2008 volvieron a preguntarme. Esa vez fue mi amiga Lorena Di Natale que estaba, literalmente, encaprichada con comprarse una; cosa que, finalmente, creo que hizo en enero de este año.

Pero en fin, ahora que incluso mi mamá ha comprendido qué es una NetBook, apareció el dueño de la singular palabrita. Se trata de la empresa canadiense Psion que, ante la multiplicación del término NetBook en página, blogs y foros, no ha encontrado mejor recurso que enviar cartas solicitando que se interumpa su uso.

Según leo en FayerWayer, “Psion Netbook fue descontinuado en Noviembre de 2003 para lanzar en Octubre del mismo año su nuevo Netbook Pro sin mucho éxito y desde entonces no ha lanzado un producto con este nombre“. Pero, como decía, el resurgimiento del término en el último período ha hecho que la empresa reclame lo que le es propio.

No termina allí la cosa. Psion ha creado una página/campaña llamada Save the Netbooks dónde han colocado un reloj (en cuenta regresiva) que pone una fecha límite para que deje de usarse la palabrita y sea reemplazada por otra: 31 de marzo de 2009.

Antes del 31/03 hay que inventar un nombre para las NetBooks

Antes del 31/03 hay que inventar un nombre para las NetBooks

Es decir, antes de esa fecha la comunidad tecnológico/periodística deberá acuñar una nueva palabra para referirse a estos aparatos. Se aceptan sugerencia.

Eh… ¿Booky le gusta? ¿Nety? ¿Horribles?

Via | FayerWayer
Imagen nuevayolblog.net
Más información sobre las ex-NetBooks en cnnexpansion.com

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to Ma.gnoliaAdd to TechnoratiAdd to FurlAdd to Newsvine

5 comentarios

Archivado bajo Concepto & Diseño, Ineterenét, Techno

Videos musicales sin música en YouTube

Al final, YouTube se va a terminar metiendo en problemas. O ya los tiene. O lo arreglará con acuerdos comerciales que se demoran. En realidad, siempre arreglan cuando hay tanto interés económico de por medio. Habrá que ver cuánto de todo este desconcierto la gente está dispuesta a soportar.

La cosa es esta: como ya conté, no son pocas las ganas que otras empresas tienen de quitarle el reinado de los videos a YouTube. Warner Music, entre ellas. A fin de  satisfacer las demandas por derechos de autor de las discográficas el portal ha tomado una medida menos drástica que quitarlo pero, al mismo tiempo, más absurda: ha enmudecido todos los videos que violen derechos de autor.

Slide de fotos con música prohibida!

Y en esta decisión hay varios puntos extraños. Por ejemplo: el video que queda en el portal, ¿no tiene también derechos de autor? ¿un video clip no está protegido por la ley?. Y el otro asunto es que esto también afecta a simples videos caseros que la gente musicalizó con canciones que le gustaban. Así que muchos clips hogareños, simplones, amenizados con algo de música, ahora han quedado mudos.

Veremos si los usuarios toleran esto. Si las discográficas evolucionan en algo más cercano al Siglo XXI o si YouTube se arrepiente tarde. Veremos, on line.

Una manera que se me ocurrió de tener una idea de qué videos han sufrido el enmudecimiento es buscar en Google la frase exácta del aviso legal que aparece en YouTube: ” This video contains an audio track that has not been authorized by all copyright holders. The audio has been disabled“. Ahí no encontramos con al menos 95.100 resultados.

Deja un comentario

Archivado bajo Cine, TV y Video, Ineterenét, Medios de Comunicación

Un gigante para competir con YouTube

¿Cuánto tiempo hace que se cansaron de YouTube? ¿Un año? ¿Dos? Bueno, tal vez el término apropiado no es “cansarse”, más acertado sería decir: ¿Cuánto hace que YouTube no los convence? Eso sí. En mi caso, y conozco otras personas que están igual, YouTube dejó de parecerme atractivo por una razón sencilla: la calidad. Tan pronto como aparecieron sitios como Vimeo o Dailymotion, descubrimos que la relación peso/calidad podía contemplar muchas otras variables intermedias. Estos sitios que menciono tiene, por lejos, mejor relación peso/calidad que YouTube. En pocas palabras: los videos se ven mejor, se escuchan mejor y pesan menos.

Ese fue el primer momento en que YouTube dejo de convencerme. Pese a sus intentos por retener a los internautas más exigentes mediante la opción de Alta Calidad y a los cambios poco radicales en su interface, muchos como yo buscamos constantemente una alternativa viable. Y no la encontramos. Lo cierto es que la gente sigue subiendo sus videos a YouTube y no a otro sitio. Eso es así y allí se traban todos los intentos de cambio.

Ahora bien, según estaba leyendo recién en Techlosofy, hay alguien que tiene pensado competir directamente con el portal de video. Se trata de la Warner Music. Según parece, la Warner a tomado nota de este malestar del que hablaba al principio de la entrada y cuenta, además, con un ventaja: es la Warner. Esto podría desatar un litigio legal serio si se cumplen su intención de eliminar todos los clips que lleven el sello Warner.

COMPETENCIA. Warner rompió su acuerdo con YouTube y planea competirle.

COMPETENCIA. Warner rompió su acuerdo con YouTube y planea competirle.

Tambien mencionan en Techlosofy que este mega proyecto aparece como contrapunto dado que no se consiguió un acuerdo entre YouTube y Warner para, digamos, crecer juntos. Mejor así, realmente. Como usuarios debemos saber que es mucho mejor que las empresas se peléen entre sí y compitan antes que se pongan de acuerdo para exprimirno. Eso es importante.

Y habrá que estar atentos. Por cierto, por el momento… Warner Music también tiene su canal en YouTube.

1 comentario

Archivado bajo Cine, TV y Video, Cosas, Cosas Útiles, Ineterenét, Medios de Comunicación

Facebook, Cloud Computing y nuestros derechos

La explosión Facebook en Argentina se produjo hace muy poco. Algunos no saben de qué se trata, otros no quieren saber de qué se trata, otros se limitan a un uso pasivo y algunos ya se crearon el habito de ingresar a su cuenta tal como lo hacen con el correo. Cómo sea, casi todos saben ya de su existencia. Lo que pocos saben, y que yo mencioné en otra entrada, son las serias controversias en torno a los derechos de los usuarios sobre contenido que ingresan en Facebook, ya sea de índole personal o de índole profesional.

En muchos países no sólo está instalado el debate respecto a esto, sino que además se intenta dar cabida a nuevas redes sociales sin fines lucrativos o no corporativas. Algo remoto pero posible.

Tal vez lo conozca de antes, de todas maneras le presento un término que vino para quedarse: Cloud Computing. Se denomina así al simple hecho de que nuestros datos, nuestras tareas, aplicaciones, relaciones y desarrollos estén “flotando” en una “nube” en Internet, lo cuál podría ser el futuro de los desarrollos basados en la red. Esto significa que habríamos dejado atrás las aplicaciones que instalamos en nuestro sistema operativo y pasaríamos a trabajar prioritariamente con software basados en Internet. Esto ya existe. Google Docs es un ejemplo claro de la web que, dicen, es la que se viene. Otro ejemplo claro, y hacía ahí apunto, es Facebook. Facebook es una “aplicación web” que enlaza a millones de personas en todo el mundo y permite que se desarrollen entre ellos relaciones personales y profesionales. Cloud Computing se resume en la idea de capitalizar ese potencial de la red social y aplicarlo a nuevas herramientas corporativas y a tareas profesionales.

Ahora bien, hasta allí todo parece genial: basta de programas que llenan nuestro disco duro, basta de enviar trabajos por e-mail, basta de pagar altísimas licencias de software, no más redes privadas que no responden o se caen. Sin embargo ya hay quienes afirman que esta nueva Internet que se vienen, podría ser una gran trampa.

Richard Stallman, de la Free Software Foundation y el proyecto GNU: “Una de las razones por las que no debes usar aplicaciones web para tus tareas de TI, es que pierdes el control. Tú debes estar en condiciones de realizar tus propias tareas en tu propio PC, en un programa amante de la libertad. Si usas un programa propiedad de un proveedor, o el servidor Web de otra persona, entonces quedas indefenso…el cloud computing es una trampa”.

Nota: Stallman habla de “tareas TI” y se refiere con esto a las Tecnologías de Informática: telecomunicaciones, telemática, los teléfonos celulares, la televisión, la radio, los periódicos digitales, faxes, dispositivos portátiles, etc

En cuanto a Facebook, que es donde empecé con todo esta entrada, me parece muy interesante lo publicado por El Caparazón (sobre todo pensando en esa posibilidad futura Cloud Computing) en relación a los derechos de los usuarios. Allí se hace referencia a una nota que repasa de manera clara algunos datos que todos deberíamos saber en cuanto a las Redes Sociales.

Estos serían los derechos de los usuarios de las web social, que por cierto, la mayoría de las redes sociales pero sobretodo Facebook en grado sumo, incumplen:

  • Propiedad de la propia información:
    • de nuestros perfiles.
    • de nuestra lista de contactos.
    • de los contenidos que creamos.
  • Control de si la información puede ser compartida y de en qué condiciones.
  • Libertad para permitir acceso permanente a nuestros datos por parte de sitios externos.

Los sitios que respeten estos derechos deberán:

  • Permitir a sus usuarios sindicar los datos de su perfil, su lista de contactos y los datos que comparten mediante el propio servicio, usando una URL permanente, APIs y formatos de Open data.
  • Permitir a sus usuarios sindicar sus propios flujos de actividad desde fuera del sitio.
  • Permitir a sus usuarios enlazar desde sus perfiles a identificadores externos y de forma pública.
  • Permitir a sus usuarios descubrir qué contactos están también en el sitio, usando los mismos identificadores externos hechos compatibles para la búsqueda desde dentro del propio sitio.

1 comentario

Archivado bajo Cosas Útiles, Techno

Google Chrome: toma todo!

Cuando supe de la salida de Google Chrome, no me puse ansioso. A pesar de que uso varios productos Google, no me sentí atraído por éste. De hecho, creo que lo primero que pensé fue “¿ahora un navegador?”. Así que con la versión beta ya dando vueltas por algunas PCs puedo, como la mayoría, pedir prestada la experiencia de su prestación y decidir tenerlo o no. Decido que no.

Como nadie lee las “Términos y condiciones” de casi ningún producto, no podría afirmar si todos los navegadores son así. Es más, no sabría si todos los softwares instalados en Mi PC no me reclamarán, algún día, los derechos de autor de una foto que retoqué en el 2002. Sin embargo, y gracias a que un amigo de Gastón García se tomó el trabajo de leer la “Licencia de usuario” del flamante Google Chrome, estoy en condiciones de decir que la licencia que hay que aceptar no sólo tiene algunos agujeros oscuros, sino que es, de momento, ridícula.

Esto dice, en los puntos 11.1 y 11.4:

11.1 Usted conservará el derecho de autor y cualquier otro derecho del Contenido que usted envíe, publique o muestre a través de los Servicios. Al enviar, publicar o mostrar el contenido usted da a Google a perpetuidad, irrevocable, en todo el mundo, libre de regalías, y licencia no exclusiva para reproducir, adaptar, modificar, traducir, publicar, ejecutar públicamente, exhibir públicamente y distribuir cualquier Contenido que usted envíe, publique o muestre a través de los Servicios. Esta licencia tiene la única finalidad de permitir a Google mostrar, distribuir y promover los Servicios y puede ser revocada por determinados servicios, tal como se define en los términos de dichos servicios.
11.4 Usted confirma y garantiza a Google de que tiene todos los derechos, el poder y la autoridad necesarios para conceder la mencionada licencia.

Pero, como no podía ser de otra manera, cuando la Internet se encargó de armar un tremendo revuelo por este tema, los amigos de Google salieron a rectificar. Dicen que “fue un error” ya que el texto (como nadie lo lee) correspondía a un EULA (End User Licence Agreement, la Licencia) de otro producto que “aún está en desarrollo”.

Si baján hoy el Google Chrome, comprobarán que estos dos puntos han sido removidos. Lo que queda, es hacerse la idea, imaginar, proyectar, cómo será ese software “en desarrollo” que tiene un Acuerdo de Licencia tan… ¿cómo decirlo?… totalitario, digamos.

1 comentario

Archivado bajo Cosas Útiles