Archivo de la etiqueta: labs

Tienes 5 segundos para deshacer el envío de este correo, en GMail

Es una novedad reciente. Muy reciente. De hecho, aclaro, muchas cuentas de GMail (la mía entre ellas) aún no tienen habilitada la opción. De todas maneras, digamos que se trata de algo así como un “botón de pánico” ( ! ) que te dará la oportunidad, durante cinco segundos, de cancelar el envío de un correo electrónico que, valga la contradicción, acabás de enviar.

Ya escucho música de suspenso cada vez le doy el botón “Enviar”. Ah, lo leí en Mashable.

1 comentario

Archivado bajo Cosas Inútiles, Ineterenét

Una manera más intuitiva de navegar por Flickr

Primero la imagen, ¿si?

Según cuentan en el blog de Barcinski & Jean Jean (creadores de la interface) jugando con FlickrApi dieron con esta manera “cool” (eso dicen) de navegar por Flickr. Se trata, sin más, de un mosaico aleatorio y, hasta dónde legué, infinito, de las últimas fotos más valoradas en ese sitio. Una interface flash llamada Endless Interestingness (algo cercano a “Intereses Interminables”) que vincula un thumbail con la foto original. No hay información relacionada, ni tags visibles, ni nada. Por eso decía, y como bien menciona María José Almirón en Pixelicia, se trata de una navegación 100% intuitiva. Es decir que la navegación se podría volver un tedio los martes al mediodía, pero podría resultar esclarecedora un domingo a la tarde, cuando, por lo general, uno está particularmente abierto a nuevas experiencias (?) en la red.

Link: Endless Interestingness
Via | Pixelicia

Deja un comentario

Archivado bajo Fotografia, Mirá, mirá!

La Nacion Labs, una novedad silenciosa

Acabo de verlo. Cuando llegué a la nota que me había recomendado Matías en La Nación (sobre Ruth Kedar) me econtré con esta rareza: un ícono donde puede leerse “Ver gráfico“, ubicado junto a las notas que más interesaron a los lectores.

Se trata de la primera de este tipo que he visto en un diario argentino. La herramienta sirve para tener una visión mas amplia del contenido del sitio a través de un gráfico fácil de entender, basado en estadísticas de visita. Allí mismo se puede ver información adicional como número de lectores que tuvo una noticia, vínculos que siguieron y, algo muy interesante, la interrelación de páginas. Además, a través del color de las figuras sabemos a qué sección pertenece.

HERRAMIENTA. Asi se muestran las notas más leidas por los usuarios.

HERRAMIENTA. Así se muestran las notas más leídas por los usuarios.

Las secciones Labs de los sitios (tal vez la más famosa sea Google Labs) han crecido mucho en los últimos años; y se trata, básicamente, de una instancia de prueba donde los desarrolladores “testean” sus trabajos de cara al público. Sobre todo se han expandido a sitios que, generalmente, eran reticentes a trabajar proyectos y compartirlos previamente con los usuarios, y se definían más como sitios cerrados (los diarios on line, por ejemplo). Lo que por fin han descubierto es que proyectar con el público masivo “observando” tiene muchas más ventajas que hacerlo puertas adentro. De hecho, la mayoría de los proyectos quedan para siempre en “estado de prueba” porque no recibieron la respuesta “esperada” por parte de la gente.

En el caso de La Nación, si bien festejo esta herramienta que, entiendo, fue la primera surgida de este labs, resulta singularmente extraño, o más bien contradictorio, que La Nacion Labs por sí misma como sección, no exista en ningún lado. Es decir, ni en el home, ni en el mapa del sitio se menciona su exitencia ni hay un vínculo para poder acceder e interactuar. Ni siquiera en el foro.

Pero bueno, como decía, es un buen síntoma la implementación de esta modalidad que no sólo es novedosa en Argentina, sino también en casi todos los medios de habla hispana. De hecho, por lo que estuve leyendo, ni El País o ABC de España, ni La Jornada de México tienen su labs, diarios considerados de los más importantes en nuestro idioma.

Algunos labs recomendables: Reuters Labs, MTV Labs, Adobe Labs, Google Labs, Mozilla Labs, Microsoft Sesearch Labs.

1 comentario

Archivado bajo Techno

Error de búsqueda: cuando pifiamos

El más notorio de los ejemplos que puedo dar, en mi experiencia personal, es Jaime Roos. Nunca, nunca, pero nunca sé cómo se escribe. Cada vez que voy a tipear su nombre me quedo trabado con el dedo mayor sobre la tecla “o”. Pongo, “Jaime Ross” y pienso “No, esa es Marilina Ross” o “Librería Ross“. Dudo: “¿Se escribía como la librería o al revés?“. Solución: busco en Google y doy por sentado que la búsqueda que obtenga mayor cantidad de resultados corresponde al modo correcto de escribir su nombre.

jaime ross = 24.000 resultados vs jaime roos = 87.400 resultados

Ahora bien, en el caso concreto de Jaime Roos, no hay muchas variables más. Digo, no voy a buscar jamás “Jiame Rsoo“, “Jamie Soro” o “Meija Roso“. Estaría chiflado. Pero, a ver, ¿cómo se calculaba las posibles combinaciones de letras? Me refiero a cuántas veces puede alterarse el órden de las mismas.

Un profesor de matemáticas que tuve en segundo año de la secundaría, llamado Pomponio (imposible de olvidar) nos había enseñado ésta fórmula:

Tenemos 6 objetos para combinar. Fácil. Multiplicamos 1 x 2 y el resultado por 3, y el resultado x 4, y el resultado x 5, y luego el resultado por 6. Perfecto. ¿Cuánto le dió? Muy bien: 720. Significa que tenemos 720 formas de distribuir el órden de tan sólo 6 objetos.

Pero saliendo de esa maraña, y yendo hacia el meollo de esta entrada, pregunto: ¿Cuantas formas de escribir Britney Spears puede haber? ¿Muchas? Bueno, les dejo la respuesta en ésta página dónde Google recopila los errores de tipéo que cometemos al buscar Birtney Britney Spears. Saludos.

Deja un comentario

Archivado bajo Ineterenét