Archivo de la etiqueta: leyes

Ahora sí, Antitetris para todos!

El 19 de agosto yo les contaba de un desarrollo algo extraño: el Antitetris. Un juego, como el Tetris Original, pero con el pequeño atenuante de que las leyes de la física, al cumplirse, entorpecían su jugabilidad haciéndolo tedioso pero divertido. El problema que tenía esa versión es que solamente se encontraba disponible para PlayStation Portable, de la cual no todo disponemos.

ANTITETRIS. Excelente diseño flash y una vuelta de rosca al clásico juego.

ANTITETRIS. Excelente diseño flash y una vuelta de rosca al clásico juego.

Pero bien. Al fin (cuando no) a alguien se le ocurrió la idea (o sencillamente la robó) de desarrollarlo en un muy logrado juego versión Flash. Y eso cambia los tantos. La verdad es que esta versión es muy divertida de jugar ya que, por cierto, las leyes de la física se cumplen de modo relativo y el nivel de jugabilidad es el tolerable para los que sólo buscamos un poco de ocio y no un rotundo malhumor.

Cómo ya dije, estoy trabajando muchas horas y no tengo tiempo para el blog, así que antes de ponerme a explicar cómo jugarle al dichoso jueguito, les dejo acá al lado la imagen con los controles. Es para ahorrar en tipeo. Ja! Disfrute un ratito.

3 comentarios

Archivado bajo Ineterenét

Tengo un proyecto de ley, ¿qué hago?

No digo que yo me haya puesto a redactar un proyecto de ley. No. En general se me ocurren modificaciones a algunas existentes. Cómo todo en esta vida, casi. Todo lo que hay es modificación, agregado, mejorado o complemento de otra cosa. Así que no voy a decir que estuve buscando la manera de presentar un proyecto de ley porque no es verdad.

El que sí lo hizo fue el creador del sitio Dominios sin (com). Según cuenta, creó el blog para que allí se refleje y se monitorée el pedido (de muchas personas) de los dominios .ar (sin .com) en Argentina. Algo interesante que yo mismo me había preguntado alguna vez.

Pero bien, lo que encontré (y motiva este post) es una nómina breve sobre los pasos que debemos seguir si un día nos despertamos a las tres de la mañana con un proyecto de ley en la punta de la lengua, lo escribimos y al otro día queremos correr al congreso para presentarlo. Tranquilo. Tranquilo, es más común de lo que uno cree. Les transcribo, así que anoten bien. Estas cosas pueden resultar útiles cuando uno menos se lo espera.

Después de investigar bastante por Internet, y de un idea y vuelta de mails con gente de la Honorable Cámara de Diputados de La Nación, llamé por teléfono a quien coordina la Comisión que atiende asuntos de Comunicaciones y Tecnología.

Me informaron muy coordialmente las variantes de presentación de un proyecto, las cuales les detallo a continuación:

  • Como particular: se puede presentar el proyecto como particular (y firmarlo uno mismo), entregando en mesa de entradas 3 copias impresas y un disquette con el proyecto completo. El mismo debe ser un sólo documento, que tenga en la primera parte el proyecto de ley en sí, y con un salto de línea los Fundamentos. Una vez presentado, la Comisión debe asignar el proyecto a un legislador para que comience su tratamiento.
  • Por medio de un legislador: es posible comunicarse con legisladores (o sus ascesores) para comentarles la idea del proyecto, y si a ellos les interesa la idea lo pueden presentar como propios (firmando como Autores). Esta forma de presentación ahorra un paso, y en teoría tiene un poco mas de fuerza que una presentación particular.

La recomendación que me dieron es que me contacte con diferentes legisladores de la Comisión, que me entreviste con ellos (o sus ascesores) y les cuente sobre el espíritu del proyecto. Dependiendo la respuesta y la coincidencia ideológica que tenga con ellos, y sobre todo si les interesa el proyecto, puedo optar por la segunda opción y agilizar el trámite.

Para consultar los diputados pertenecientes a la Comisión, se puede acceder a la web de la Cámara de Diputados (http://www.hcdn.gov.ar/) y a la sección de la comisión, donde me indicaron que ademas puedo encontrar los proyectos en los que está trabajando cada legislador (además de los datos de contacto).

En los papeles suena mas tentador la idea de presentar el proyecto por medio de un legislador, de todas formas dependerá de la respuesta que brinden al contactar con ellos.

4 comentarios

Archivado bajo Cosas Útiles

Por leer el manual de usuario de la Nikon L18

Me compré una cámara digital. Una Nikon L18, azul. Muy bonita. Y como siempre que me compro estas cosas tecnológicas modernas (puede ser un reproductor de mp3 o un teléfono móvil) pierdo varios minutos leyendo los (cada vez más extensos) manuales. Esta vez no fue la excepción, así que ayer lunes feriado, estuve a la nochecita sumergido en ese libro interminable que Nikon escribió para los usuarios.

En la actualidad los manuales de usuario, además de pretender explicar el funcionamiento de un aparato, se completan con una serie extensa de precauciones y avisos legales que, en una palabra, pretenden desligar de toda culpa al fabricante. En el caso de la cámara que me compré, en un apartado dice: “Jamás coloque la correa de la cámara alrededor del cuello de un bebé o de un niño“. Y en otro apartado, remarca: “Tenga cuidado que los dedos… no queden atrapados por la tapa del objetivo o demás piezas móviles“.

Ahora bien, alguno pensará que se trata de unas instrucciones redactadas por una persona un tanto paranoica. Pues no, o sí. Fíjese, antes de sacar conclusiones, en casos como el del tipo que demandó a Google porque su número social, invertido, es una palabra codificada que significa “google”, o el famoso caso de la demanda contra Dios. Es decir, es probable que ambas cosas ocurran: el mercado pujante de las demandas y el mecanismo legal que las evita (y se pone, en verdad, cada vez más paranoico, pero con buenas excúsas).

MANUAL. Fotografia del manual de la cámara que tomo la foto.

MANUAL. Fotografía del manual de la cámara que tomo la foto.

Pero el punto que verdaderamente me llamó la ateción en mi manual, era uno en el que se refiere al “Aviso para clientes del Estado de California“. Allí, se advierte: “… el manejo del cable de este producto lo expondrá al plomo, un producto químico que el Estado de California considera que causa malformaciones u otros daños durante la gestación. Lávese las manos después de tocarlo…“. ¡Cielos!

¿Los californianos exageran o a mi gobierno esto le importa un pito?“, pensé. Después descubrí que también ocurren ambas cosas. Los californianos, además de escribir extensas leyes referidas al plomo, según leí, son propensos a dictar otras que dicen cosas como “está prohibido andar con bicicleta dentro de una piscina” o también que está “prohibido el sexo entre gatos y perros sin un permiso“.

Por otra parte, y para esto no tengo que investigar, sé que la Secretaria de Medio Ambiente Argentina, Romina Picolotti, afronta varias querellas por negligencia, así que no me extraña que esto realmente le importe poco.

Conclusión… ¿qué hago? ¿uso la cámara con normalidad? ¿se la regalo a un enemigo? ¿inicio querellas? Sólo tengo preguntas. Y unas fotos divinas.

2 comentarios

Archivado bajo Cosas Útiles, Subjetividades