Archivo de la etiqueta: opinion

Lo que deseo de Google para el 2009 es…

Bueno, la exitosa gente de Google ha lanzado en su blog una consigna sencilla: ¿Qué desea usted de Google para el 2009? Parece una tontera, pero los comentarios ya se cuentan de a miles. Así mismo, se aclara, vale responder a la pregunta opuesta: ¿Qué cosas ya no desea de Google para el 2009?. Y bueno, piénselo. Es probable que la empresa que forjó su éxito de cara a la gente no desestime su opinión. Bah, uno nunca sabe.

Mi deseo es sencillo: Quiero que la interface de Google me permita ordenar los resultados por fecha. Que sea parte de la interface y no una opción avanzada.

3 comentarios

Archivado bajo Cosas Útiles, Ineterenét, Medios de Comunicación, Mix

Generación cumbio, por Osvaldo Bazán

Primero le agradezco al caballero Juan Bona que me pasó el dato de esta jugosa reflexión del rosarino Osvaldo Bazán, publicada ayer 7 de octubre en el diario Crítica. Usted, como yo, acompañará cierte resignado desdén (o viceversa) que se adivina en la siempre lúcida pluma del periodista. Le convido.

Apareció Cumbio y nuestra generación se desmoronó. Los alguna vez llamados hijos del proceso nos vimos interpelados por una mocosita de pelos coloridos, piercing y mirada vacía.

Fuera del arquetipo que desde los medios primero te regalan para poder venderte después, surgieron unos pibitos que ponen en cuestión las grandes cuestiones.

¿De dónde vienen? De Internet (no quiero poner Internet con mayúsculas, pero el procesador de texto lo pone solo. El procesador de textos sabe algo que yo no).

¿Adónde van? Al shopping.

Internet y el shopping: dos lugares cuya existencia marca una pertenencia generacional. Cuando éramos chicos, no había Internet ni shopping. Dos lugares que no son ningún lugar. Los únicos espacios públicos de los cuales los chicos se pueden apropiar, para dejar claro que no están interesados en inscribirse en tradición alguna. La vieja pregunta con la que la dictadura taladró a nuestros padres –“¿usted sabe dónde está su hijo ahora?”– ya no tiene ningún sentido. Tus hijos están en su patria, que no es la tuya. Tus hijos están en Internet. Cuando al bruto de Videla le preguntaron dónde estaban los desaparecidos, fue, claro, brutal: “No están, están…-y miró hacia arriba, a los costados, toda la nada que tan bien conocía– están… son desaparecidos”. ¿Será que los chicos, los nacidos en Internet, no están, vaya paradoja, en el mismo lugar, en… arriba, abajo, el vacío, en… ahí?

Cuando alguien mayor de treinta se entera que el fotolog –por así decirlo, su provincia– de Cumbio fue visitado ya por más de dos millones de personas y su fama trasciende las fronteras de la ciudad y hay pibitos en todo el país y en países vecinos que certifican su fama, y que la contratan de Nike para que sea la cara de la marca, la pregunta que aparece, inevitable es: “¿Y por qué es famosa Cumbio?”.

Sigue leyendo

3 comentarios

Archivado bajo Ineterenét

Grandes ídolos populares, según el diario Clarín

¿Hace falta que lo aclare esto? Bueno, por las dudas. Esto que sigue es mi opinión, si usted está de acuerdo o no, puede decírmelo en los comentarios. No pretendo ofender a nadie. Gracias por pasar.

Algo más o menos así ocurría con la muy difundida Colección de Rock Nacional de la Revista Noticias: no contenía un sólo tema de Los Redondos o de Soda Stereo. Eso no evitó que la colección fuese un gran éxito (aunque hace años que se acumula en las bateas de discos usados), pero si uno lo analiza mejor, lo cierto es que hay que tener mucho coraje para llamar “de Rock Nacional” a una colección que no tiene a esas dos bandas. Sería hacer una de Grandes Dibujantes y dejar afuera a Quino y a Fontanarrosa. Una locura.

Claro que mucho peor hubiese sido si en esa colección, a falta de Soda y Los Redondos, se hubieran incluido a Shakira y a Os Paralamas. O a Juanes. O, qué se yo, a Juan Luis Guerra. Y es que algo similar es lo que ha hecho Clarín con esta devaluada colección de Grandes Idolos de la música popular argentina. No sé usted, pero yo, que acabo de descubrirla en el Clarín de hoy, me quedé entre sorprendido y despanzado de la risa.

Fíjese en esta lista:

Sandro, Los Chalchaleros, Rodrigo, Mercedes Sosa, Pimpinela, Los Nocheros, Leonardo Favio, Soledad, Diego Torres, Jorge Cafrune, Cacho Castaña, Palito Ortega, María Elena Walsh, Atahualpa Yupanqui, Valeria Lynch, Chico Novarro, Víctor Heredia, Maria Martha Serra Lima, José Larralde y Sergio Denis.

¿Quiénes alcanzan la condición de ídolos populares en esa lista? Con certeza: Sandro, Mercedes Sosa y Atahualpa Yupanqui. ¿Algún otro? En un segundo escalón, con discusiones, podríamos agregar a Leonardo Favio, Cacho Castaña, José Larralde y Palito Ortega. Y perdiendo la categoría de ídolos: Los Chalchaleros, Jorge Cafrune, María Elena Walsh, Chico Novarro, Rodrigo, Víctor Heredia. Ahora bien, podríamos hablar (con respeto) de artístas consagrados, pero jamás de ídolos: Sergio Denis, María Martha Serra Lima, Pimpinela, Valeria Lynch. Y en fin, lo cierto es que tanto Diego Torres como Soledad me caen de maravillas, me parecen buenas personas, gente macanuda, pero considerarlos ídolos de la música popular creo que ya es un exceso. Y ahí tenemos a Los Nocheros, gente trabajadora.

¿Se le ocurren nombres que no están en la lista? A ver… ¿Charly García? ¿Astor Piazzolla? ¿Spinetta? ¿Soda Stereo? ¿El Cuchi Leguizamón? ¿Los Redondos? ¿Horacio Guaraní? ¿Roberto Goyeneche? ¿Carlos Gardel? ¿Anibal Troilo? Etc.

Yo no tengo nada particular en contra de estos artístas que son, en su mayoría, gente que vende mucho discos y alcanzaron cierto nivel de consagración en la opinión del público. Pero lo que cuestiono es esto de llamar “ídolo” a cualquiera que vendió más de 100.000 discos o alguien que superó los 20 años de carrera. Ámbos son o vendedores o insistentes, pero no ídolos.

Seguramente ocurren dos cosas: estos artístas (o sus compañias) cerraron trato con el grupo Clarín. Y lo otro, no menos cierto, la Argentina está muy lejos de tener verdaderos ídolos de la música popular. Digamos, no somos Brasil que podría, sin dudas, editar colecciones permanentes y de por vida con la riqueza de sus músicos populares.

18 comentarios

Archivado bajo Concepto & Diseño, Subjetividades

Rock Argentino 2008: Mal bicho!

Hoy a la mañana pusimos en el Café una versión nueva de la canción Mal bicho. Hermosa, funk y soul. Divina. Y no lo opino solo yo, no. Lo opinaron una cantidad enorme de llamados al programa. Les cuento de qué se trata. Había una vez una banda llamada Cadillacs 57 que hacía ska. No, mentira. Bah, eso es cierto, pero no voy a contar la historia de esta tremenda banda. Pero sí dar mi opinión ante tanto regreso, tanto volver, tanto revisar, reversionar, y otras costumbre del rock argentino de los últimos años.

Resulta que después del vaciamiento cultural que dejaron las dos presidencias de Menem, sumado al hueco referencial de los Redondos y a una cultura de lo mediato y efectivo que sobrevuela desde la crisis del 2001, globalmente acompañada por una industria discográfica desesperada y cada vez más viceral y capitalista, Los Fabulosos Casillacs, referente ineludible de las bandas argentinas (separada/diluida hace varios años) no tuvieron más remedio que volver.

Vuelven, en pocas palabras, porque en el rock argentino NO PASA NADA HACE AÑOS. Nadie, nadie, ha logrado aportar al rock nacional un sólo disco que valga una sola estrofa de una canción de los principios de los noventas. Ni hablar de la década del ochenta, y menos aún de la década del setenta. El rock argentino ha logrado algo inédito: la involución del arte. Miranda parece anteceder a Virus, Babasónicos antecede a Melero, Pier antecede a los Redondos, Intoxicados antecede a Manal, Charly García antecede a Serú Girán, los Piojos anteceden a Pappos’s Blues, Bersuit antecede a Sumo, Jóvenes Pordioseros antecede a los Ratones, Árbol antecede a La Máquina, La Mancha de Rolando antecede a Caballeros de la Quema, Callejeros antecede a Violadores, etc. Podría seguir uniendo nombres como en una exámen, pero no viene al caso.

POGO. Pogo recreativo, pogo creativo, pogo comercial, pogo cultural, pogo artistico, pogo.

POGO. Pogo recreativo, pogo creativo, pogo comercial, pogo cultural, pogo artístico, pogo.

Sigue leyendo

10 comentarios

Archivado bajo Subjetividades

La gente que irá a ver a Madonna

Esta opinión me pertenece. Así que le permito no estar de acuerdo. Es más un desparpajo de impresiones que una elaboración sesuda, pero le tenía ganas hace varios días y hoy me toca catársis según el analista. Saludos.

En el día de la fecha (a las 0 hs), Madonna agregó un tercer show para la Argentina. Es decir que llenará el estadio de River Plate el 4 (fecha que acaba de agregarse), el 6 y el 7 de diciembre. No es joda, tres River son unas 200.000 personas. Algo así como tres estadios de River Plate hasta la manija (es una redundancia pero me moría de ganas de usar el ejemplo). Volviendo: no es joda. Más aún, ya hay quienes auguran una cuarta fecha para la diosa-pop.

FIEBRE MADONNIANA. Fan número 1.

FIEBRE MADONNIANA. Fan número 1.

Lo que yo me pregunto (lo compartía hoy con un compañero) es de dónde es que salen tantos fanáticos de Madonna.

Porque, seamos sinceros, ¿puede haber en la Argentina tantos fans de Madonna? Realmente, piénselo con una mano en el corazón: ¿puede Madonna despertar tanta fiebre como para llenar tres River? (más de un admirador de la rubia debe estar enojado y contento sin poder resolver el dilema) Y cuidado, recordemos que esta misma Madonna es la que casi se tuvo que ir corriendo cuando los fanáticos de Evita quisieron boicotearle a Alan Parker la realización del film sobre la abanderada de los pobres. Yo me acuerdo a la perfección. Es más, en aquel momento pensé “pobre Madonna, no va a volver más”.

Pero, ¿cómo es un fanático argentino de Madonna? Y ya sé que hay fans clubs para cualquier cosa, así que no es la idea ofender a los fieles (por cierto el sitio de fans argentinos es impecable). Pero de verdad: ¿Cómo es este fan? ¿Compra Rolling Stone? ¿La Nación? ¿Conoce la movida tropical? ¿Le encanta Bailando por un sueño? ¿Se conformó todo este tiempo con Shakira y Julieta Venegas?

Yo no logro definirlo. No logro establecer siquiera qué otra cosas iría a ver un fan de Madonna argentino: ¿Irá a la cancha? ¿A ver Revista en calle Corrientes? ¿Le gustará Cindy Lauper? ¿Le pegó la insoportable nostalgia ochentera? ¿Odia a Marcela Morello? ¿Escucha los 40 principales? ¿Rock&Pop? ¿Vale?

Sigue leyendo

3 comentarios

Archivado bajo Subjetividades