Archivo de la etiqueta: paranoia

La paranoia de la identidad digital

Tengo un amigo que me repite la frase a diario: “Facebook va a traer problemas“. No sé si él tiene clara la dimensión de lo que dice, pero lo cierto es que cada vez conozco más personas que se han vuelto un tanto paranoicos en cuanto a su identidad digital. Es más, doy fe de que muchos ingresan en una suerte de consulta interna bastante quisquillosa a la hora de elegir la foto que van a subir a Internet. Ya sea por cuestiones de coquetéo o por razones profesionales. A ver, digo, ¿usted cree que un potencial empleador no lo googlea antes de decidir contratarlo?

Y un poco a eso se refiere esta reflexión de Albert García que quería compartir con ustedes.

DUDA. ¿Será complicado conseguir trabajo para la Mosh Girl?

DUDA. ¿Será complicado conseguir trabajo para la Mosh Girl?

Lo que Google no consiguió, lo está consiguiendo Facebook. El crecimiento exponencial de Facebook los últimos meses (especialmente gracias a su versión en español) está generando cierta angustia social. Me explico. Facebook da infinitas facilidades para compartir fotografías, crear grupos de lo más variopintos (cada vez más raros), comentarios que deslavazados dicen poco de uno mismo, pero que unidos permiten perfilar una identidad digital bastante completa.

Evidentemente esta información es pública y accesible. En un contexto donde las relaciones (personales y profesionales-laborales) se están viendo cada vez más influenciadas por la información acerca de nosotros que circula libremente por Internet, generada por nosotros mismos o por nuestra red de relaciones, no es algo trivial y hay que prestarle atención.

Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Cosas Útiles

Facebook: preocupación, paranoia y absurdo!

Mucho. Muchísimo se dice de Facebook. En los últimos días he leído cosas insólitas. Algunas preocupantes y otras realmente absurdas. Se ve que estamos todos un poco sensibles. Pero bien. He leído desde que Facebook es propiedad de la CIA o que es utilizada para realizar secuestros, hasta que Facebook vende su contenido al mejor postor. Lo cierto es que tal vez valga la pena mencionar ciertos pasajes de los Términos y Condiciones de Facebook que, como en todos los servicios, son aburridos, rebuscados, complejos, repetitivos y por momentos algo siniestros. No está de más echarle un ojo a esto:

Ya tenés tu cuenta y sos muy felíz subiendo fotos de tus hermanos y tus padres!.

“Al publicar el Contenido de Usuario en cualquier parte del Sitio, otorgas automáticamente a la Compañía una licencia irrevocable para usar, copiar, reproducir públicamente (…) distribuir dicho Contenido de Usuario para cualquier fin, ya sea comercial, publicitario o de otro tipo”

“Pucha”, pensás. Y borrás todo.

“Si decides retirar tu Contenido de Usuario, la licencia otorgada conforme a lo dispuesto anteriormente quedará automáticamente revocada. No obstante lo anterior, reconoces que la Compañía podrá conservar copias archivadas de tu Contenido de Usuario…”

“Shit”, maldecís. Sin embargo seguís leyendo:

“Facebook no reivindica ningún derecho de propiedad sobre tu Contenido de Usuario y reconoce frente a ti que conservarás la titularidad exclusiva de todo tu Contenido de Usuario y cualesquiera derechos de propiedad intelectual o autor vinculados a tu Contenido de Usuario…”

“Ah”, pensás, algo confundido. O sea que… Que nada. Es muy complicado entender lo que dicen.

Pero lo que más me gustó de todo lo que leí en estos días sobre el sitio en cuestión, es una noticia increíble que ví en Diarioti: parece que van a retirar las cuentas de usuarios cuyos nombres sean “graciosos” o, preste atención, “extraños”. Sí, tal cuál lo está leyendo. Dicen que ya están filtrando nombres como Elmo Keep, Jon Swift, Hiroko Yoda, Steve Webb y otros. Nombres que, cabe decir, yo no encuentro ni “graciosos” ni “extraños”, pero parece que Facebook sí. Posiblemente se queden sin Facebook muchos conocidos cuyos espantosos nombres son reales!

Continúa la nota diciendo que al primer citado, Elmo Keep, de Sidney, Australia, se le pidió que “corroborara” con algún documento que ése era su verdadero nombre y no un “nick” inventado para la ocasión. Qué graciosos, así pierde sentido la mitad de la Internet.

Lo cierto es que, buscando, encontré a Elmo Keep vivito y coleando en Facebook.

1 comentario

Archivado bajo Cosas Útiles