Archivo de la etiqueta: perdida

Acerca de la fe (o la desesperación)

Fue lo que pensé hoy a las 6:16 am cuando en San Lorenzo esquina Sarmiento me crucé con este rudimentario letrero. No me caben dudas que Bárbara le ha puesto mucha fe a eso y que, de hecho, tiene su fe depositada en los demás, en todos nosotros. O bien la fe le llegó, como suele ocurrir, a partir de la desesperación. Las pérdidas, cuando parecen fatales y absolutas, disparan esos fenómenos en la mente humana. Y si bien lo más común es encontrar estas cosas cuando a alguien se le escapó o se le perdió una mascota (Me perdí“, dicen algunos), este me llamó la atención por el objeto extraviado y su contenido. Si bien el Papel Kentmere no es económico (en estas dimensiones cuesta unos $50 x 10), no puedo dejar de pensar en las fotos que, espero que no, Bárbara ha perdido para siempre. Así que esta entrada, más allá de la anécdota y lo pintorezco, no deja de ser una ayudita. Si alguien sabe algo, le pega un chiflido a la dueña.

TENER FE. Bárbara espera que alguno de nosotros la ayude.

Deja un comentario

Archivado bajo Concepto & Diseño

Internet: ¿dónde acabará todo lo que hay?

Tal vez no sería tan desacertado preguntar a dónde iría a para todo lo que somos. Y es que, haciendo las salvedades que usted quiere leer, hay que decir que muchísimo del material que hace a nuestra vida cotidiana está Internet. Digo, aclaro, está clarísimo que las “cosas importantes” están a salvo, en nuestras casas, en nuestras ciudades, en nuestro interior; es más, si me apura se lo digo: lo esencial es invisible a los ojos. Pero todo lo demás está en Internet. De hecho, y esto sí podría afirmarse con seguridad: aquellos elementos que componen la identidad cultural del mundo en estos tiempos (y los que vendrán, sobre todo), descansan en un servidor.

Piénselo un momento: esos videos que usted subió a YouTube, ¿cree que permanecerán allí durante siglos? ¿Vivirán para siempre como en un Museo Virtual? Mmhh… yo no creo. Refresque su memoria y dígame si alguna vez no perdió algún material contenido en un soporte digital. ¿Se le arruinaron diskettes? ¿Se le llenaron de hongos los CDs? ¿Se le quemó un disco rígido completo?. A visto. No es un tema nada tonto. ¿Por qué no habría de ocurrirle algo similar a los discos de, digamos, YouTube o Hotmail?

SONRISA. Cuando en un futuro, esto ya no exista.

SONRISA. Cuando en un futuro, esto ya no exista.

Ese incierto futuro que se avecina, es motivo de los estudios de varios científicos. Se habla de una “Era de la ocuridad digital“, algo así como un vacío dónde caerían nuestros “afectos digitales” y, algo importante, el legado cultural de una época. Y no, no creo estar exagerando. Pregúntele a un flogger qué haría si todas las fotos de su fotolog se borrasen en 5 años. O piense conmigo qué ocurriría si Gmail comunica que sus archivos han sido eliminados. Por mi parte, entraría en pánico.

De esto habla con mucho claridad una nota que acabo de leer en Maikelnai Blog’s. Allí me encuentro con que “Jerome McDonough, profesor asistente de ciencias de la información y bibliotecarias en la Universidad de Illinois, señala que nuestra sociedad ha amasado 369 exabytes de datos, entre los que si incluyen obras artísticas, transacciones de negocios y correspondencia. McDonough teme que esta confianza en los medios de almacenamiento digital conduzca a una “era digital oscura”, en la que todos estos datos queden destruidos o resulten dañados hasta resultar ilegibles. A pesar de que los registros físicos de las eras previas también eran susceptibles de ser destruidas (mejor no recordar el incendio de la biblioteca de Alejandría), nuestros medios digitales son mucho más vulnerables

Incluso en el transcurso de solo 10 años, los programas de acceso a archivos digitalizados, o los formatos y medios de almacenamiento digital que usamos, pueden quedar desfasadas o sufrir evoluciones muy drásticas”, afirma McDonough.

La cinta magnética que se usa como soporte de copias de seguridad en la mayoría de los ordenadores del mundo, se puede degradar en el transcurso de una década“, revela la nota.

Según la página web de la National Archives & Record Administration de los EE.UU… algunos de los datos recopilados por la sonda de la NASA Viking, cuando amartizó en el año 1976 ya son ilegibles y se han perdido para siempre”.

1 comentario

Archivado bajo Mix, Techno