Archivo de la etiqueta: plomo

Por leer el manual de usuario de la Nikon L18

Me compré una cámara digital. Una Nikon L18, azul. Muy bonita. Y como siempre que me compro estas cosas tecnológicas modernas (puede ser un reproductor de mp3 o un teléfono móvil) pierdo varios minutos leyendo los (cada vez más extensos) manuales. Esta vez no fue la excepción, así que ayer lunes feriado, estuve a la nochecita sumergido en ese libro interminable que Nikon escribió para los usuarios.

En la actualidad los manuales de usuario, además de pretender explicar el funcionamiento de un aparato, se completan con una serie extensa de precauciones y avisos legales que, en una palabra, pretenden desligar de toda culpa al fabricante. En el caso de la cámara que me compré, en un apartado dice: “Jamás coloque la correa de la cámara alrededor del cuello de un bebé o de un niño“. Y en otro apartado, remarca: “Tenga cuidado que los dedos… no queden atrapados por la tapa del objetivo o demás piezas móviles“.

Ahora bien, alguno pensará que se trata de unas instrucciones redactadas por una persona un tanto paranoica. Pues no, o sí. Fíjese, antes de sacar conclusiones, en casos como el del tipo que demandó a Google porque su número social, invertido, es una palabra codificada que significa “google”, o el famoso caso de la demanda contra Dios. Es decir, es probable que ambas cosas ocurran: el mercado pujante de las demandas y el mecanismo legal que las evita (y se pone, en verdad, cada vez más paranoico, pero con buenas excúsas).

MANUAL. Fotografia del manual de la cámara que tomo la foto.

MANUAL. Fotografía del manual de la cámara que tomo la foto.

Pero el punto que verdaderamente me llamó la ateción en mi manual, era uno en el que se refiere al “Aviso para clientes del Estado de California“. Allí, se advierte: “… el manejo del cable de este producto lo expondrá al plomo, un producto químico que el Estado de California considera que causa malformaciones u otros daños durante la gestación. Lávese las manos después de tocarlo…“. ¡Cielos!

¿Los californianos exageran o a mi gobierno esto le importa un pito?“, pensé. Después descubrí que también ocurren ambas cosas. Los californianos, además de escribir extensas leyes referidas al plomo, según leí, son propensos a dictar otras que dicen cosas como “está prohibido andar con bicicleta dentro de una piscina” o también que está “prohibido el sexo entre gatos y perros sin un permiso“.

Por otra parte, y para esto no tengo que investigar, sé que la Secretaria de Medio Ambiente Argentina, Romina Picolotti, afronta varias querellas por negligencia, así que no me extraña que esto realmente le importe poco.

Conclusión… ¿qué hago? ¿uso la cámara con normalidad? ¿se la regalo a un enemigo? ¿inicio querellas? Sólo tengo preguntas. Y unas fotos divinas.

2 comentarios

Archivado bajo Cosas Útiles, Subjetividades