Archivo de la etiqueta: proselitismo

El político como producto colocable

Había leído, hace un tiempo, que una tendencia (?) muy común en la mayoría de los blogs “no temáticos” o “multitemáticos” es que, por querer contar muchas cosas, se acaba por contar nada; y leí que la mayoría de los blogs con estas características, terminan por transfigurarse en una suerte de diario íntimo/público (qué bueno, las dos son esdrújulas) dónde se vuelca casi descontroladamente el ego del autor. Me pareció preocupante. Y me encanta. Sobre todo eso de decir mucho y no decir nada; al fin y al cabo es la verdadera gracia. Y lo del ego, es maravilloso: Por algún lado debe salir porque, acumular ego es como coleccionar espuma. Pif. Así que por acá se sale un poco y vuela: ¡Vuela ego, como pompas!.

Y todo esto porque hace 10 minutos leí un texto mío de hace tres años que me pareció entretenido. En el año 2005 había armado una web (http://www.esdrujulos.com.ar, pero perdí el dominio) para unos amigos que estaban en Barcelona. En el sitio, hecho a pulmón, trataba de contar cosas del país que habían dejado atrás; con guiños nostalgiosos, algunas noticias y algunos chistes. En él, entre otras cosas, había escrito algo sorprendente (ahora): “… ¿completamos los casilleros juntos?. A ver: Cristina Fernandez de Kirchner presidenta 2007. Posta. Claro, si el ego del marido la deja. Binner Gobernador de Santa Fe 2007. Lifchitz reelegido en el 2007. Macri Jefe de Gobierno de BSAS 2007. No, no se me ría y, al contrario, tome nota y nos vemos en dos años. Yo le avisé el 24 de Octubre de 2005”.

Asi se veia el Reporte Esdrújulo que con tanto afecto guardo en DVD.

Así se veía el "Reporte Esdrújulo" que con tanto afecto guardo en DVD.

No falló en nada el pronóstico. Y sin embargo (qué lío administrativo) no es lo que quería contar. Es que hace unos días la mujer con la que vivo recibió una llamada: Era del Banco Santander Río: “Lo estamos llamando del Banco Santander Río, nuestros operadores se encuentran ocupados, por favor aguarde en línea”. Oh, oh. Y allí esperó unos 7 minutos sólo para decirle al operador lo absurdo de la llamada. “Lo hace una máquina”, fue el argumento.

Por eso, cuando me lo contaba, recordé que el la tendencia (?) en las elecciones legislativas del año 2005, fueron los “llamados automáticos” por parte de los  candidatos a Legisladores. Era así, te llamaban (igual que una empresa) para venderte un producto: ellos mismo. Y en esos días, en aquella página, conté la historia que ahora me puse a buscar y encontré. Y era ésta:

Colocación de producto I

Querido, es el presidente... ¿qué le digo?

"Querido, es el presidente... ¿qué le digo?"

Un lunes a la tarde nos pusieron el teléfono. Al otro día a las 9 de la mañana nos llamaron: ¿¿Quién?? ¿El presidente? ¡El telemarketer Néstor Carlos Kirchner llamándonos! ¡Sorpresa!. No, no me sorprendió. Hace ya varias elecciones que tengo la sensación de que, en tres meses de campaña oficial, los partidos y los medios no hacen otra cosa que eso: “colocan” los productos en el mercado para que, sin más opción, la gente los compre en una fecha pactada entre ambos. Las elecciones legislativas, distinto caso que las presidenciales, tienen siempre la misma particularidad: todo es una avalancha de nombres que los medios colocan en escena y caras que nos miran desde los afiches en la vía pública con gesto bonachón o austero, según el termómetro del ánimo social o el target destinado lo requiera. No está en el ánimo de ningún candidato hablar en términos concretos acerca de nada, pues no es ni más ni menos que un producto, y como tal, y siendo que se trata de una “venta”, sólo cabe la posibilidad de hablar en términos de beneficios con la mayor cantidad de eufemismos posibles. Vale conceder que en un spot publicitario haya un slogan: “Hacia adelante, siempre”, por ejemplo, pero a la hora de responder una entrevista o de hacer un discurso, ¿cómo se justifica que un candidato a diputado o senador no pueda ofrecerme otra cosa que aquello que nació en la cabeza de un publicista? Lo más serio es que alguien me explique qué cuernos quiere decir “Para adelante” y cómo se traduce en hechos algo tan abstracto. Pero no, ni a los candidatos ni a la gente (y allí radica mi enojo) les interesa lo concreto y el valor del eufemismo es mayor al del hecho concreto: la mayor parte de la sociedad no parece comprender que en esos tres meses debe decidir el futuro de cuatro años de un país y se queda, por el contrario, tarareando un jingle mientras se ducha antes de ir a votar.

Nota: Estas últimas elecciones, no sólo tuvieron estos repetitivos ingredientes que aquí se comentan, sino que tuvieron otros absolutamente destacables: se nacionalizaron como nunca, con lo cual la gente de La Rioja creía que podría votar por Lopez Murphy (candidato a diputado por la Pcia. de Bs. As.), mientras la gente de Rosario creía que si votaba a Rossi ayudaba a Kirchner y éste último nos llamó a todos por teléfono para decirnos que nos necesita (¿me llamó usando la guita de mis impuestos? ¿Kirchner necesita a Miatello?), se plebiscitó al gobierno y se definieron, simplemente, los candidatos para el 2007. Nada, amiguitos, la trampa legal, el cheque en blanco firmado, el mecanismo oficial. Eso sí, en libertad.

Deja un comentario

Archivado bajo Subjetividades