Archivo de la etiqueta: recuperar

Pérdida y recuperacion de datos

Había un cuento de Julio Cortazar, en Historias de Cronopios y de Famas, que se llamaba Pérdida y recuperacion del pelo. Me gustaba mucho cuando era un infelíz adolescente. Pero no viene al caso ahora, más que por el título del post.

¿Nunca le llamaron la atención esos avisos en los diarios que prometen “recuperar” la información borrada de un disco rígido? A mi sí. No comprendía cómo podían lograr semejante cosa. La lógica me indicaba que al borrar algo, pum, se iba a un mundo mejor. Tiempo después supe que no era así. Y más o menos desde que supe cómo funciona el asunto es que ando, por lo general, más preocupado por el destino de mis cosas personales.

Yo le cuento cómo funciona, explicado como para mi tía. Cuando usted “borra” un archivo de su disco, éste va a parar a su papelera. Si vacía su papelera el archivo se vuelve “invisible“, digamos. Así como lo lee. Para su PC y para usted, ése archivo ya no existe. Sin embargo él está ahí. Ahora bien, cuando usted genere un nuevo archivo (una foto, un video, un documento) es muy probable que éste se guarde encima del que hasta ahora era “invisible“. ¿Me explico? Esto quiere decir que un archivo recién desaparece del todo cuando sus datos son sobreescritos por otro archivo.

Técnicamente lo que ocurre es que, al borrar un archivo, en realidad se está borrando el índice donde se indica la localización y la información del archivo. El espacio que (aún sigue ocupando) se podría considerar “disponible” para un nuevo archivo. Le pongo un ejemplo que puede perturbarlo un poco:

Si usted a llenado 1 GB de su cámara digital con fotos de su propio cuerpo desnudo, una vez formateada la memoria, tendrá que asegurarse de llenar nuevamente todo con 1 GB de flores y cielos (por ejemplo), para tener absoluta garantía de que las fotos personales ya no están en la cámara.

Como supondrá, Internet está lleno de software para recuperar datos “perdidos“. ¿O de dónde cree usted que salen todas esas fotos chanchas? Pero bueno, no se alarme. Así como están esos programitas “útiles y peligrosos” están los que se encargan, precisamente, de hacer el trabajo opuesto: destruir definitivamente los datos almacenados. Y funcionan.

Eso es exactamente lo que encontré hoy en el (ya mencionado) blog de Carlos Leopoldo. Se trata de Active Kill Disk, una aplicación gratuita (lista para descargar) que garantiza la desaparición definitiva de cualquier información que usted quiera quitar de su disco o su memoria USB.

CHAU. Active Kill Disk, se encargará de borrar la informacion para siempre.

Ahora bien, si lo que a usted le interesó ahora es la idea de recuperar datos (y no perderlos) le recomiendo darse una vuelta por el blog de Carlos donde hizo una reseña con 8 programas que se encargarán de eso. Úselos con discreción.

Hay quienes han comprobado, como bien explican en kioskea.net que es posible recuperar datos que no sólo han sido borrados, sino además han sido sobreescritos. De hecho, cuentan, la armada estadounidense simplemente funde sus discos para dormir tranquilos. Si tiene un momento, pase a leer este didáctico informe sobre la recuperación de datos.

Imagen de la goma: ofishop.com

1 comentario

Archivado bajo Cosas Útiles, Techno

Recuperar un documento de Word dañado

Crónica medio burlona: Hace uno años, antes de la existencia de los pendrives, la gente llevaba sus cosas en unos maravillosos adminículos en forma de tapa depastelitos de membrillos. Se los conocía como diskettes o discos de 3 y 1/2. Y antes estaban los de 5 y 1/2, que tenían el tamaño de un plato de ensalada del canal Gourmet. Época dorada, que por suerte quedó en el tiempo.

Mas de uno recordará lo tedioso (por no usar algún término más pior) que era intentar abrir un Documento de Word que habíamos guardado en algún diskette y encontrarnos con la novedad de que “Cannot open files”. En Win95 el cartelito aparecía en Inglés, así:

Por eso, también lo recordarán, siempre se hacían varias copias del archivo en el diskette, ya que por lo general el problema era que estaban ubicados en un “sector defectuoso” del disco. Así que si no leía alguno, uno anidaba la esperanza de poder abrir otro. Cosa que solía ocurrir.

Ahora ya no tengo tantos, pero conservo (y no sé bien para qué) algunos diskettes que andan por la casa, olvidados y aburridos. Será cuestión de ponerme a revisar. Es que encontré esta simple herramienta que se llama Repair MyWord, cuyo nombre lo dice todo. Aunque engaña. Lo que hace la herramienta no es reparar sino recuperar un archivo de Word o aunque más no sea lo pocos bytes que aún se pueden leer. Contrariamente a lo que hace Windows que es incapáz de leer una porción de archivo de modo independiente y mostrarla.

La herramienta es gratuita, livianita y, sí, funciona. Trabaja con Microsoft Word 6.0, Word 95, 97, 2000, XP, y 2003 para Windows. Y se usa simplemente abriendo el documento dañado con éste programa. En una nueva ventana, nos mostrará lo que pudo recuperar.

Pueden descargar Repair MyWord desde acá.

1 comentario

Archivado bajo Cosas Útiles