Archivo de la etiqueta: reflexion

Una reflexión sin palabras sobre Obama

Hace ya bastantes días que Natalia tiene la imagen en su blog. Cada vez que lo visito (pensando tontamente que por fin lo va a recatar del abandono) me encuentro con ella y a medida que las miles de cavilaciones acerca del color de piel de Obama y su significancia se acumulan en mi cerebro, la imagen se va volviendo una reflexión cada vez más certera y potente; o algo parecido. Finalmente, la comparto:

Deja un comentario

Archivado bajo Concepto & Diseño, Cosas, Subjetividades

Una sensación individual de la comunidad

Estaba leyendo en el blog de Anabela una reflexión acerca de su sentido de comunidad. Una sensación que, dice, la atraviesa diariamente en sus acciones cotidianas. Mientras leía sus palabras, se me vino a la cabeza un texto de Fernando Pessoa que ahora voy compartir porque sí.

Antes, como algunos habrán comprobado en mi perfíl, tuve un gatito que se llamó Pessoa en honor al escritor portugués. Así que es un buen momento para explicarlo y, por qué no, entenderlo. Ahí va el texto que pertenece al Libro del desasosiego.

FERNANDO PESSOA (1988-1935)

FERNANDO PESSOA (1888-1935)

Una de mis preocupaciones constantes es el comprender cómo es que otra gente existe, cómo es que hay almas que no sean la mía, conciencias extrañas a mi conciencia, que, por ser conciencia, me parece ser la única.

Comprendo bien que el hombre que está delante de mí, y me habla con palabras iguales a las mías, y me ha hecho gestos que son como los que yo hago o podría hacer, sea de algún modo mi semejante.

Nadie, supongo, admite verdaderamente la existencia real de otra persona. Puede conceder que esa persona esté viva, que sienta y piense como él; pero habrá siempre un elemento anónimo de diferencia, una desventaja materializada. Los demás no son para nosotros más que paisaje y, casi siempre, paisaje invisible de calle conocida.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Subjetividades

Generación cumbio, por Osvaldo Bazán

Primero le agradezco al caballero Juan Bona que me pasó el dato de esta jugosa reflexión del rosarino Osvaldo Bazán, publicada ayer 7 de octubre en el diario Crítica. Usted, como yo, acompañará cierte resignado desdén (o viceversa) que se adivina en la siempre lúcida pluma del periodista. Le convido.

Apareció Cumbio y nuestra generación se desmoronó. Los alguna vez llamados hijos del proceso nos vimos interpelados por una mocosita de pelos coloridos, piercing y mirada vacía.

Fuera del arquetipo que desde los medios primero te regalan para poder venderte después, surgieron unos pibitos que ponen en cuestión las grandes cuestiones.

¿De dónde vienen? De Internet (no quiero poner Internet con mayúsculas, pero el procesador de texto lo pone solo. El procesador de textos sabe algo que yo no).

¿Adónde van? Al shopping.

Internet y el shopping: dos lugares cuya existencia marca una pertenencia generacional. Cuando éramos chicos, no había Internet ni shopping. Dos lugares que no son ningún lugar. Los únicos espacios públicos de los cuales los chicos se pueden apropiar, para dejar claro que no están interesados en inscribirse en tradición alguna. La vieja pregunta con la que la dictadura taladró a nuestros padres –“¿usted sabe dónde está su hijo ahora?”– ya no tiene ningún sentido. Tus hijos están en su patria, que no es la tuya. Tus hijos están en Internet. Cuando al bruto de Videla le preguntaron dónde estaban los desaparecidos, fue, claro, brutal: “No están, están…-y miró hacia arriba, a los costados, toda la nada que tan bien conocía– están… son desaparecidos”. ¿Será que los chicos, los nacidos en Internet, no están, vaya paradoja, en el mismo lugar, en… arriba, abajo, el vacío, en… ahí?

Cuando alguien mayor de treinta se entera que el fotolog –por así decirlo, su provincia– de Cumbio fue visitado ya por más de dos millones de personas y su fama trasciende las fronteras de la ciudad y hay pibitos en todo el país y en países vecinos que certifican su fama, y que la contratan de Nike para que sea la cara de la marca, la pregunta que aparece, inevitable es: “¿Y por qué es famosa Cumbio?”.

Sigue leyendo

3 comentarios

Archivado bajo Ineterenét

Rock Argentino 2008: Mal bicho!

Hoy a la mañana pusimos en el Café una versión nueva de la canción Mal bicho. Hermosa, funk y soul. Divina. Y no lo opino solo yo, no. Lo opinaron una cantidad enorme de llamados al programa. Les cuento de qué se trata. Había una vez una banda llamada Cadillacs 57 que hacía ska. No, mentira. Bah, eso es cierto, pero no voy a contar la historia de esta tremenda banda. Pero sí dar mi opinión ante tanto regreso, tanto volver, tanto revisar, reversionar, y otras costumbre del rock argentino de los últimos años.

Resulta que después del vaciamiento cultural que dejaron las dos presidencias de Menem, sumado al hueco referencial de los Redondos y a una cultura de lo mediato y efectivo que sobrevuela desde la crisis del 2001, globalmente acompañada por una industria discográfica desesperada y cada vez más viceral y capitalista, Los Fabulosos Casillacs, referente ineludible de las bandas argentinas (separada/diluida hace varios años) no tuvieron más remedio que volver.

Vuelven, en pocas palabras, porque en el rock argentino NO PASA NADA HACE AÑOS. Nadie, nadie, ha logrado aportar al rock nacional un sólo disco que valga una sola estrofa de una canción de los principios de los noventas. Ni hablar de la década del ochenta, y menos aún de la década del setenta. El rock argentino ha logrado algo inédito: la involución del arte. Miranda parece anteceder a Virus, Babasónicos antecede a Melero, Pier antecede a los Redondos, Intoxicados antecede a Manal, Charly García antecede a Serú Girán, los Piojos anteceden a Pappos’s Blues, Bersuit antecede a Sumo, Jóvenes Pordioseros antecede a los Ratones, Árbol antecede a La Máquina, La Mancha de Rolando antecede a Caballeros de la Quema, Callejeros antecede a Violadores, etc. Podría seguir uniendo nombres como en una exámen, pero no viene al caso.

POGO. Pogo recreativo, pogo creativo, pogo comercial, pogo cultural, pogo artistico, pogo.

POGO. Pogo recreativo, pogo creativo, pogo comercial, pogo cultural, pogo artístico, pogo.

Sigue leyendo

10 comentarios

Archivado bajo Subjetividades